442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
07/06/2016

Argentina, sin Messi, también puede ilusionarse

Martino cuida a Messi y pone el mismo once que venció a Chile en el debut. //Fotobaires

El seleccionado de Martino superó con sacrificio y solidez al campeón de América sin su as de espadas. Un desafío que sirve como medida.

Todo debut es especial y difícil. En un contexto complicado para la Argentina por la gran ausencia de Lionel Messi, con todo lo que representa para la Selección, el equipo del Tata Martino se demostró a sí mismo que puedo ser capaz de ganar partidos trascendentes, como ante Chile.

Este triunfo le permite a la Selección encarar con mayor tranquilidad la fase inicial de la Copa América y ganar en confianza. Seguramente faltará la perfección que quiere Martino, pero a la Argentina se la vio sólida y bien parada en el mediocampo ante un equipo batallador en ese sector. Los quites de Banega, Mascherano y Augusto Fernández le facilitaron al subcampeón mundial la faceta en la que más daño puede causar: el contragolpe.

Puntos altos. Di María resultó ser desequilibrante por la banda izquierda, además de marcar el gol que abrió el camino. Por el otro lado, Gaitán hizo olvidar por unos instantes a Messi y colaboró en el retroceso. En el medio no hubo fisuras, salvo algunos errores en el primer tiempo que obligaron a Chiquito Romero a salvar el arco con una espectacular tapada a Alexis Sánchez.

En el complemento, Argentina se soltó y pegó primero con el tanto de Di María. Chile no tuvo ideas para llegar a la igualdad y perdió la compostura. A partir de allí, los de Martino controlaron las acciones de atrás hacia adelante. Otamendi fue una muralla por donde nadie pudo pasar y las figuras de Banega y Augusto se equilibraron el mediocampo.

Luego del segundo gol, la historia se sentenció. Incluso, Higuaín, Rojo y Lamela pudieron haber ampliado el marcador de estar un poco más finos.

Lo que viene. Martino reconoció tras el partido que Argentina consiguió un triunfo muy importante y es cierto. Ganarle a Chile sirvió como medida y permite tomar con mayor aire los próximos compromisos ante los débiles seleccionados de Panamá y Bolivia.

No se sabe cuándo podrá estar Messi a disposición, menos Biglia, quien se recupera de un desgarro. Argentina superó la prueba ante el campeón de América y supo hacerse fuerte aún sin su mejor jugador. Las ilusiones están intactas, pero el hincha deberá entender que el camino es largo y la mochila, pesada.

Archivado en: , , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión