442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
19/02/2017

A foja cero

Daniel Angelici advirtió que si no reanuda el fútbol esta semana, "retiraremos la oferta". // Cedoc

Fue una semana de peleas, gritos, videos y denuncias, en el fútbol y en la política. Simetrías entre conceptos tácticos y las nuevas estrategias de conducción oficial.

autor Escribe

“Incluso las ideas más sublimes suenan ridículas si se las oye con demasiada frecuencia”
De “Il postino” (1994), dirigida por Michael Radford; Neruda (Philippe Noiret), habla con el cartero Mario (Massimo Troisi).

El cross diestro de Jonathan Silva tenía un buen dibujo, pero Insaurralde es demasiado largo. Hizo cintura para que pase de largo mientras Benedetto, viendo cómo Silva le desgarraba la camiseta, dudó entre el break o dejar que siguieran. Antes, hubo un par de bollos pesados tirados por el grandote, furioso, producto de una discusión que subió dramáticamente de tono en plena práctica. ¿Qué pasó?

Insaurralde, único jugador del plantel que podría perder una carrera contra Borges, le pedía a Silva, su lateral, que no lo dejara solo, que no subiera. Silva le decía que habían ordenado presionar más arriba pero el veterano insistía. Hasta que Silva se cansó, dijo algo y se trenzaron.

Fue una semana de peleas, gritos, videos y denuncias, en el fútbol y en la política. Entre tanto barullo, pude descubrir una curiosa simetría entre  conceptos tácticos muy futboleros y las nuevas estrategias de conducción oficial. Intentaré explicarlo.

Muchas veces, cuando un delantero pica hacia el área, otro cruza en diagonal y un volante amaga entrar pero sale, lo que hacen es arrastrar marcas, dejar un hueco para que alguien llegue por sorpresa y defina. Chau. Adentro. El arte del fútbol es el engaño, lo que parece y no importa si no es. Ficción, hasta que el arte ataque, diría Luis.

Disertando en la Academia Nacional de Educación de la calle Alvear, con el presidente Macri sentado a su lado, un video muestra al ministro Esteban Bullrich, como Simeone con su pizarra, explicando la estrategia oficial para sacudir el sistema y quebrar la resistencia. “Primero, lanzamos muchas iniciativas al mismo tiempo. El gremio focaliza en una y como le abriste doce, las otras once avanzan. Si notan que alguna ya se implementó, van con ésa y nosotros metemos las que no habían avanzado. Es un juego medio complicado, pero funciona”.

Es asombroso lo que el fútbol hace por alguna gente. Macri ordena arrastrar marcas y calesitea cuando aborda temas que a otros les harían perder la voz, sólo por pudor. Macri no. El sonríe y se manda. Inflación, desempleo, jubilados y hasta el asombroso perdón Macri-Macri en el caso Correo Argentino. Todo parece tan simple: “Vuelve todo a foja cero”, ordenó. ¿Sí? Nadie sabe cómo se puede hacer semejante cosa. No importa. Más temas. Otro escándalo deja el hueco que se necesita. Vértigo. Polémica. “Uy, mala mía, sory”. Gracias Milani. En fin. Si le va mal al Patón Bauza, ya sabemos. ¡Pep y Mou!

Lo que detuvo la pelea no fue la campana final sino una catarata de insultos de Guillermo, que los echó. Hubo una sanción económica para los dos. Insaurralde se hizo cargo y pagará lo que le corresponda a Silva. Siempre dije que el boxeo es el deporte más noble.

Danyel Angel Easy es un caso raro: acumula poder pero no deja de recibir cachetazos. Es un estilo. La semana pasada fueron sus escuchas telefónicas con la AFA. En ésta, además de la Pequeña Batalla de Casa Amarilla, le cayó la última gracia de Centurión, la Ira de Dios.

Alguien lo filmó en un pasillo del hotel Costa Galana de Mar del Plata forcejeando con sus compañeros que lo habían multado por llegar después de medianoche, el horario acordado. No estaba en mal estado, pero el forcejeo alarmó a los demás pasajeros. El hotel, vaya uno a saber por qué, será demandado por el club. Centurión zafó de la multa pero no del diván. Lo necesita.

“Tenemos que formar a las niñas y niños del sistema educativo para que hagan dos cosas: crear y generar empleos, o crear argentinos y argentinas que sean capaces de vivir en la incertidumbre y disfrutarlo, de entender que no saber lo que viene es un valor”, agregó Bullrich en su charla técnica. Angel Easy, perplejo, no entiende por qué él, un rico empresario, pertenece a las dos clases. Diga lo que diga el ministro, a él la incertidumbre lo tiene recontrapodrido.

Cuando parecía que había un principio de acuerdo entre dirigentes, a la FIFA se le ocurrió mandar un nuevo estatuto que cambia otra vez el número de representantes de Primera, Ascenso y grupos de interés (futsal, fútbol femenino, fútbol playa) en la Asamblea. El 22-21-3 que selló la tensa calma pasa a ser 22-19-6. Oh, no. Para colmo postergan las elecciones, de marzo a abril. Se reanudan las hostilidades.

¿Algo más? Sí. Fox-Turner, agotados por la incertidumbre que deslumbra a Bullrich, exigieron que les aclaren varios puntos antes de sacar un dólar del bolsillo. Para que a las palabras no se las lleve el viento, firmaron un comunicado oficial. Se cubren, antes de la apertura de los sobres con las ofertas.

¿Qué les preocupa? Los derechos internacionales, en poder de Torneos hasta diciembre de 2019. Además, piden cuantificar el monto del juicio que TSC –Grupo Clarín & Torneos– inició por la rescisión unilateral de 2009, porque lo que se exige es la restitución de los derechos, no dinero. Y esperan una solución para el inquietante artículo de la Ley de Medios que obliga a transmitir por Televisión Pública cualquier evento considerado de interés público.

La última. La FIFA de Gianni –que enviará su Armada Brancaleone con dos veedores con casco, más Maradona, cimitarra en mano– y la Conmebol de Domínguez, enfrentado con Angel Easy, abominan de la Superliga y no quieren que el Superyerno Chiqui sea presidente de AFA; Maradona sí, pero ahora apoya a Gámez. El Gobierno tampoco quiere al pobre Tapia, pero exige la creación de la Superliga como condición para soltar lo que aún debe. Un manicomio.

Algunos dan por hecho que el fútbol empieza el 3, pase lo que pase. Lo dudo. El Gobierno lo necesita. Si no hay pan, al menos que haya circo. Y gratis, por unos meses.

Un consuelo, una agonía menos amarga; una gentileza para los resignados.

Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.

Archivado en: , , , , , ,
Clubes:
Aparecen en este artículo:

 

 

2 pensamientos en “A foja cero”

Los comentarios están cerrados.

Opinión

 
?>