442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
19/03/2017

Simeone ganó el duelo argentino ante Sampaoli

Con Simeone como DT, Atlético de Madrid siempre es protagonista. //AFP

Atlético de Madrid superó 3-1 al Sevilla y le dio un nuevo golpe al equipo andaluz luego de su eliminación de la Champions League. Joaquín Correa marcó para el perdedor. Video.

El Atlético de Madrid ofreció su mejor nivel para vencer por 3-1 a un Sevilla en caída libre y que completó una semana para olvidar.

El encuentro, correspondiente a la vigesimoctava jornada de la Liga española de fútbol, sólo tuvo un dueño y el resultado explicó fielmente lo que ocurrió sobre el campo. De tal forma que el conjunto rojiblanco recuperó el objetivo de luchar por la tercera posición, pues con 55 puntos se situó dos por detrás del Sevilla.

El conjunto entrenado por el argentino Jorge Sampaoli está en problemas. A su eliminación de la Liga de Campeones el martes sumó la preocupación propia de un equipo que apenas logró dos puntos en las últimas tres jornadas de la Liga española. Pero todavía peor es la sensación que está ofreciendo.

La primera parte en el Vicente Calderón ya fue de claro color rojiblanco. El Atlético se reencontró con su mejor versión, la de un equipo implacable en la presión e intenso como pocos, mientras el Sevilla volvió a evidenciar que atraviesa un difícil momento físico y anímico. El grupo de Sampaoli no se parece en nada al armónico conjunto de hace un par de meses.

El técnico local, Diego Simeone, ordenó una presión muy adelantada y el Sevilla sufrió mucho para sacar el balón jugado desde atrás. Casi siempre tuvo que quitarse de encima la pelota con un lanzamiento lejano que encontró un fácil destino en los defensas rivales. Ante esta situación, el Atlético gobernó a placer.

El Atlético se adelantó a los 37 minutos en una jugada mil veces repetida a lo largo de los últimos años. Hubo una falta indirecta, el balón fue a las cercanías del área pequeña y allí emergió Diego Godín para rematar con total limpieza. Fue un tanto que hizo justicia a lo presenciado en la primera parte.

Pocas cosas corrigió el Sevilla en la segunda parte. Si acaso, intentó asumir más riesgos, pero a cambio dejó más huecos en defensa, algo que el Atlético suele aprovechar como nadie.

Antoine Griezmann la tuvo en un mano a mano que mandó fuera en una acción que fue el preludio de su gran gol. A los 61 minutos, el francés ejecutó con maestría un lanzamiento de falta directo y ahí quedó sentenciado el duelo.

El Atlético olió la sangre y zarandeó a un rival completamente perdido. A los 77 minutos redondeó su gran actuación con un gol de Koke tras una brillante jugada colectiva.

Al Sevilla se le hizo largo el final del partido y Torres, que había entrado a los 63 minutos, desperdició dos buenas oportunidades de gol. Lo provechó Ángel Correa a los 84 minutos con un gol que no hizo otra cosa que maquillar el resultado final. El Atlético pasó por encima del Sevilla y apretó la lucha por el tercer puesto.

Fuente: DPA

Archivado en: , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión