442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
13/05/2017

Estudiantes gritó en el clásico gracias a Damonte

Israel Damonte festeja el gol de Estudiantes en el clásico. / Télam

El mediocampista del Pincha acertó en una pelota parada y el equipo de Nelson Vivas le ganó por la mínima diferencia a Gimnasia en el estadio de Quilmes.

Estudiantes de La Plata estiró hoy su racha de triunfos ante Gimnasia y se quedó con una nueva edición del clásico platense al imponerse 1-0 en el estadio de Quilmes, por la vigésimo cuarta fecha del torneo.

Israel Damonte, de cabeza, a los 25 minutos del primer tiempo, le dio la ventaja a Estudiantes tras un tiro libre bien ejecutado desde la derecha por Sebastián Dubarbier.

El equipo tripero sumó una nueva frustración, que aumenta un historial cada vez más favorable a Estudiantes. Es que Gimnasia no le gana un clásico al equipo albirrojo desde hace 7 años, y lleva 14 sin festejar como visitante.

Estudiantes pareció estar siempre un paso adelante de Gimnasia, sobre todo colectivamente, desde el inicio de un partido que tuvo los condimentos habituales de cada clásico.

Ambos equipos alteraron sus esquemas y formaciones habituales para el clásico. La idea, según parecía por las disposiciones tácticas, era ganar la mitad de la cancha y salir rápido y atacar por los costados. Fue Estudiantes el que interpretó mejor el libreto. No lucieron los dirigidos por Nelson Vivas, pero tuvieron mayor claridad.

Después de algunos acercamientos sin mucho peligro, Estudiantes encontró la ventaja a los 25 minutos del primer tiempo, con un cabezazo certero de Damonte. Ese gol llevó tranquilidad y abrió el partido para el local al obligar a Gimnasia a adelantarse unos metros y muchas veces quedar expuesto en el fondo.

Poco pasó en lo que quedó de la primera parte. Apenas un tiro libre con el que Brahian Aleman exigió a Mariano Andujar.

En la segunda parte el Lobo buscó. Sin mucha claridad pero con la decisión de empujar hacia su arco a Estudiantes, que esperó tranquilo y apostó por replegarse y salir rápido de contra con Facundo Sánchez y Augusto Solari.

Pudo empatar Gimnasia en algunas oportunidades. Primero otra vez en el pie izquierdo de Alemán, quien con otro tiro libre exigió a Andujar a los 6 minutos.

Después la chance fue para el joven Erik Ramírez, quien a los 17, y tras una gran jugada individual, remató desde fuera del área pero se topó con otra gran respuesta de Andujar.

Estudiantes pudo estirar la ventaja a los 25, cuando Desábato le quitó la pelota a Mazzola y habilitó a Solari, que cedió a Sánchez y este al ingresado Juan Ignacio Cavallaro, pero Manuel Guanini despejó justo a tiempo.

De allí hasta el final Gimnasia buscó, como pudo, pero casi siempre sin claridad. La última gran chance de la visita fue en el primer minuto agregado, con un remate de Lorenzo Faravelli que exigió una vez más a Andujar, quien sacó la pelota sobre su ángulo izquierdo.

Fue un merecido y valioso triunfo para Estudiantes, que con la victoria se mete, al menos momentáneamente, en zona de clasificación a la Copa Libertadores. Para Gimnasia es otro duro golpe, el cuarto traspié consecutivo en el torneo, apenas unos días después de la dolorosa eliminación en la Copa Sudamericana ante Ponte Preta de Brasil.

Fuente: DyN

Archivado en: , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión