442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
18/06/2017

Ward retuvo la corona ante Kovalev en un polémico final

Andre Ward venció por KO técnico en el octavo round al ruso Kovalev. //AFP

El árbitro decretó el nocaut técnico en el octavo round pero el ruso se quejó por un supuesto golpe bajo. El estadounidense mantuvo su invicto. Video.

El estadounidense Andre Ward se impuso por nocaut técnico al ruso Sergey Kovalev en el octavo asalto de una pelea realizada en el hotel-casino Mandalay Bay de Las Vegas, y ratificó su condición de monarca absoluto de los pesos semicompletos.

Ward (32-0) sacó ventaja de un Kovalev (30-2-1) que arrancó fuerte pero no pudo mantener el ritmo ante un rival que lo castigó al cuerpo con comodidad.

De esta forma, Ward se mantuvo invicto y retuvo los cinturones semicompletos de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

“Yo nunca tuve dudas sobre mi victoria en el primer combate. Ahora no hay excusas. La pelea se dio como la había planificado y por eso estoy muy contento, porque soy el campeón absoluto de los semicompletos”, dijo un emocionado Ward.

“Kovalev salió a buscar el combate, pero se encontró con mi mejor versión.  Fue una buena pelea y demostré porqué soy el campeón de mi división”, agregó Ward.

Ambos boxeadores ya se habían enfrentado en noviembre pasado y Ward se había declarado sorpresivo ganador por puntos (114-113, 114-113, 114-113).

La victoria de este sábado despeja toda duda sobre su reinado.

Kovalev dominó claramente los primeros cuatro asaltos, pero Ward, tomó gradualmente el mando de la pelea hasta forzar al árbitro a detener el combate en el octavo asalto.

La pelea fue pareja en un inicio con un primer round muy lento, aunque marcado por la iniciativa de Kovalev.

La animadversión entre ambos se hacía sentir, principalmente del lado del ruso que había prometido noquear a Ward para borrar cualquier duda sobre el primer duelo entre ambos, y en donde reclamaba un robo de parte de los jueces.

Ya para el tercer asalto, el combate tomaba ritmo con un Ward castigando poco a poco el rostro de Kovalev.

El jab del campeón entraba constantemente al rostro del ruso, que trataba de enredar el pleito cuando se quedaba sin argumentos ante un Ward que fue creciendo con al apoyo del público.

Las cosas cambiaron para el cuarto asalto, ya que ojo derecho de Kovalev mostraba las cicatrices del castigo recibido.

Por otro lado, a Ward la pelea se le empezó a facilitar ya que su rival lo buscaba con insistencia facilitando su contragolpe.  

Fue entonces que Ward pasó a poner el ritmo en la pelea aprovechando la desesperación de Kovalev.

Sergey fue bajando las revoluciones frustrado porque la movilidad de su rival no lo dejaba llegar con comodidad. Golpes bajos y boxeo sucio se repetía con facilidad, obligando al referí Tony Weeks a llamarle la atención a ambos boxeadores.

Para el octavo asalto llegó el final para Kovalev, quien al recibir un potente golpe en el abdomen reclamaba otro golpe bajo, pero el referí dejó seguir la pelea.

Ward no desaprovechó la oportunidad y siguió castigando el cuerpo y el rostro de Kovalev que aunque trató de evadir el castigo, terminó por rendirse ante el potente castigo del rival, obligando a Weeks a intervenir para decretar la victoria de Ward.

“Esto es boxeo y las cosas no salieron como esperaba. No sé que viene en el futuro para mí, quiero regresar a casa y pensar en lo que viene”, comentó Kovalev.

Fuente: AFP

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Opinión