442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
22/10/2017

Comprometidos e indiferentes

Los jugadores de Temperley pidieron por la aparición con vida de Santiago Maldonado. // Télam.

Varios deportistas y dirigentes exigieron la aparición del joven y amplificaron un reclamo que sensibilizó a buena parte del país. Otros hicieron silencio.

Si el mundo se divide, sobre todo, entre indignos e indignados, como decía Eduardo Galeano, el caso Santiago Maldonado condensó esa división –o esa grieta– también entre deportistas y personas vinculadas al deporte. Porque en estos dos meses y medio, desde la represión del 1º de agosto en la Pu Lof de Cushamen hasta la aparición del cuerpo esta semana en el río Chubut, el deporte actuó como un mosaico de lo que sucedía en la sociedad: hubo personas comprometidas, otras cuidadosas y otras indiferentes.

En El Bolsón, Santiago practicó durante dos meses el arte marcial chino Kenpo. Había empezado en junio en el centro El Recinto bajo las órdenes del profesor Juan Alberto Roca. Llegó y en su primer día probó distintas disciplinas: estuvo siete horas y finalmente eligió el Kenpo porque le remitía al Kung Fu que había aprendido en Chile.

Santiago nunca se hubiese imaginado que cuatro meses más tarde, el campeón mundial de lucha Lei Tai –una de las variantes del Kung Fu– iba a pararse en el podio con una foto de él. Porque el argentino Marco Bufano hizo eso en Taipei, la capital de Taiwán: subió para colgarse la medalla de oro con una bandera argentina en sus hombros, y un cartelito con la cara del Brujo.

Lo que hizo Bufano lo habían hecho otros en varios de los 78 días en que Santiago estuvo desaparecido. Uno de los primeros en reaccionar fue San Lorenzo, a través de su comisión de Derechos Humanos, que le solicitó un permiso a la AFA para que el equipo expusiera un banner con la leyenda “Aparición con vida de Santiago Maldonado”. Fue a fines de agosto, cuando el caso empezaba a instalarse en la agenda pública. El pedido generó revuelo mediático y político porque la AFA, en primera instancia y por la decisión de un gerente, lo desautorizó. Cuando se viralizó esa carta, con la firma y el sello, desde Viamonte retrocedieron y lo habilitaron. La situación generó tensiones y varias peleas entre dirigentes de AFA. Pero finalmente, minutos antes del clásico entre San Lorenzo y Racing, el cartel recorrió el Gasómetro.

Temperley y Belgrano fueron los otros clubes de Primera que exhibieron un banner para pedir la aparición de Santiago. Sucedió lo mismo en algunos clubes del Ascenso, como Claypole, Ituzaingó, Sportivo Barracas, Cañuelas, Talleres de Remedios de Escalada o Victoriano Arenas. A su manera, amplificaron un reclamo que sensibilizó a buena parte del país. En otras instituciones, lo que no dijeron dirigentes y deportistas lo hicieron sus hinchas, que colgaron banderas en varios estadios.

La remera de Nahuel Guzmán, uno de los arqueros de la Selección argentina, quizás repercutió mucho más que todos los clubes de Primera y de Ascenso juntos. La resonancia que tiene la Selección genera eso. La pregunta que se hacían muchos argentinos –¿Dónde está Santiago?– sobre el pecho de Guzmán fue el primero de los dos aportes que saldrían del predio de Ezeiza. El segundo salió de la boca de Jorge Sampaoli: “Me molesta que aún no esté resuelto. Ya vivimos una época así y lo de Santiago nos preocupa”, declaró el técnico del seleccionado. Fue su manera de no hacerse el distraído.

Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

2 pensamientos en “Comprometidos e indiferentes”

  1. Hay que entender porque muchos hicieron silencio.
    La desaparición de Santiago Maldonado fue usada políticamente por la oposición kirchnerista, los partidos de izquierda y los terroristas del RAM, para desestabilizar la gobierno nacional; por ese motivo, los que queríamos que Santiago Maldonado apareciera con vida, hicimos un lógico silencio esperando que la Justicia actúe. Los que se “beneficiaron” aparentemente con su deceso, seguirán acusando al gobierno por más que se compruebe que Santiago se ahogó y murió lamentablemente por causas naturales.

Los comentarios están cerrados.

Opinión