442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
02/11/2017

Independiente liquidó a Nacional y va por más

El Burrito Martínez aprovechó la oportunidad que le dio Holan. // Fotobaires.

Con un mix de titulares y suplentes, el Rojo le ganó 2-0 al conjunto paraguayo, cerró la serie con un global de 6-1 y se metió en las semifinales. El rival que se viene. Video.

Independiente se clasificó esta noche a las semifinales de la Copa Sudamericana al ganarle con facilidad a Nacional, de Paraguay, 2-0, en Avellaneda, con un global de 6-1, y en la próxima fase se medirá con Libertad.

Los goles en el desquite los hicieron Juan Manuel Martínez y Emmanuel Gigliotti, a los 6 y a los 21 minutos del segundo tiempo.
Por su parte, Libertad de Paraguay eliminó en cuartos de final a Racing Club.

Recostado en el parcial, el entrenador de Independiente, Ariel Holan, aprovechó la ocasión para darles rodaje a jugadores que habitualmente no son titulares, de la que Gigliotti se valió para reencontrarse con el gol y Martínez, para convertir por primera vez desde su llegada al club.

Por su parte, Nacional no pudo contar en esta ocasión con Luis Caballero, autor de un gol en esta serie así como de la fractura nasal del venezolano Fernando Amorebieta, afectado por una lesión muscular.

Motivado por el desafío de dar vuelta el resultado, el equipo paraguayo asumió el protagonismo desde el comienzo en Avellaneda, aunque fue Independiente el que generó la más clara de la etapa inicial, mediante una pelota parada.

A los 19 minutos de juego, Ezequiel Barco ejecutó un tiro libre desde la derecha y el uruguayo Gastón Silva exigió una gran atajada de Santiago Rojas con un remate cruzado de cabeza.

El anfitrión tuvo otra posibilidad de gol antes del descanso, a los 36, cuando Silva se escapó por derecha para enviar un centro al área, Maximiliano Meza definió de cabeza y el balón pasó por arriba del travesaño.

Nacional tuvo el mérito de volver a salir a la cancha en búsqueda de la hazaña, pero carecía de volumen de juego y la creatividad necesaria para acortar la diferencia.

El Rojo seguía siendo el más profundo y seis minutos después de la reanudación, el Burrito Martínez se llenó la boca de gol con un tiro a quemarropa, tras una habilitación de Silva desde la izquierda.

El golpe anímico fue decisivo y a los 21, mediante una buena jugada colectiva y una asistencia de otro ex Boca, Juan Sánchez Miño, el Puma Gigliotti fusiló para sentenciar el 2-0 y una victoria memorable de Independiente, con renovada mística copera.

Fuente: DyN

Archivado en: , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión