442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
19/03/2018

La táctica de Federer para desconcentrar a Del Potro

Hace tiempo que Del Potro es un rival incómodo para Federer. // AFP.

En los primeros duelos una llamativa actitud del suizo desviaba el foco de atención de Delpo. El argentino fue advertido y luego se convirtió en un rival incómodo. La historia.

Se enfrentaron 25 veces. Roger Federer ganó en 18 oportunidades y las restantes siete victorias fueron de Juan Martín Del Potro. Un duelo especial entre dos tenistas que fuera de las canchas tienen una muy buena relación, algo de lo que el suizo supo aprovecharse con picardía.

Federer es, hoy, el número uno del mundo, mismo lugar que ocupaba cuando la torre de Tandil comenzó a escribir su nombre y desandar su camino triunfal en el circuito de la ATP. En aquellos primeros enfrentamientos, Federer utilizaba una llamativa táctica para desconcentrar a Delpo antes de cada partido.

Franco Davín, coach impulsor de un joven Juan Martín, contó en ‘El Milagro Del Potro’ que antes de cada juego Federer se acercaba al vestuario para charlar con el argentino de diversos temas, con la intención de desviarlo de su objetivo.

“Cada vez que Federer jugaba contra Juan, que generalmente era en instancias importantes, venía al vestuario cuando ya no quedaba mucha gente, hablaba, jugaba a las cartas con nosotros, hacía chistes con el grupo… Al principio no me llamó la atención, pero después empecé a notar que eso a Juan lo relajaba, lo sacaba del foco de querer ganarle sí o sí“, detalló Davín.

Y agregó: “Juan se ponía a hablar con él y perdía ese fuego interno. Hablaban de los relojes, porque los dos comparten el mismo sponsor, o hablaban de la raqueta, de la Argentina, de Suiza o de fútbol, porque Roger es muy fanático. Pero en definitiva era como tener una charla agradable con un amigo, y después Juan no entraba con el cuchillo entre los dientes“.

Ante esta situación, Davín y Martiniano Orazi, ex preparador físico de Del Potro, le advirtieron al tandilense que debía esquivar la actitud de su rival. “Le pedimos que no le prestara atención, que con respeto se levantara y se fuera a otro lugar”, explicó Orazi.

A partir de ese momento, Del Potro dejó de ver a Federer como una leyenda y comenzó a tratarlo como a otro de sus tantos rivales. De hecho, en el historial el suizo saca ventaja, pero el argentino le ganó cuatro de las seis finales que disputaron, entre ellas la del US Open en 2009 y en el reciente Masters 1000 de Indian Wells.

Archivado en: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión