El sitio de deportes de Perfil.com

442

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

05/06/2018

La trampa de Túnez para “romper” con el Ramadán

El arquero de la selección de Túnez debió fingir una lesión para romper con el Ramadán. / AFP

El DT del seleccionado africano reconoció que mandó a su arquero a fingir una lesión para poder beber agua y comer en medio de dos partidos amistosos.

El fútbol y la religión van de la mano y hay ciertas costumbres que deben ser respetadas. En este caso, el Ramadán le trajo varios problemas al entrenador de Túnez, que debió “hacer trampa” para que sus jugadores rompan el ayuno y puedan alimentarse durante el partido y no sufrir consecuencias físicas.

El DT tunecino Nabil Maâloul reconoció públicamente haber solicitado a su arquero, Mouez Hassen, que simulara una lesión durante los dos primeros partidos de preparación para el Mundial de Rusia 2018, para permitir a sus compañeros romper el ayuno del Ramadán.

Las Águilas de Cartago disputaron dos partidos, el 28 de mayo en Braga contra Portugal (2-2) y el 1 de junio ante Turquía (2-2), en Ginebra (Suiza).

En las imágenes de estos dos encuentros, se puede ver a Hassen caer al suelo durante la segunda parte sin ningún contacto visible con los jugadores contrarios. Mientras los miembros del cuerpo médico entraban al terreno de juego para atender al arquero tunecino, sus compañeros se acercaban al banco de suplentes para tomar agua y comer dátiles.

Según el tradicional Ramadán, que se extiende hasta el 15 de junio, ningún hombre o mujer puede comer, beber, fumar o tener relaciones sexuales desde la salida del sol hasta el atardecer. Si bien no es de carácter obligatorio, los jugadores musulmanes pueden quedar exentos del ayuno a la hora de la práctica deportiva de alto rendimiento.

En las declaraciones a la agencia AFP, el seleccionador Nabil Maâloul admitió haber solicitado por su cuenta a Hassen que simulara una lesión, en el momento de la ruptura del ayuno, para permitir comer a todo el equipo.

“Lo he preparado. Se ha preparado porque tenemos muchos jugadores que están ayunando (…) Le dije que se caiga para dejar que los jugadores rompan el ayuno. Nosotros también como staff”, dijo el DT.

Según el técnico tunecino, “los jugadores tienen derecho a hacer lo que tienen que hacer. Es nuestra religión. Es difícil permanecer más de 16 horas sin agua, sin beber. Sobre todo si hay dos sesiones de entrenamiento. Pero nos hemos adaptado”, afirmó.

Túnez disputará un último partido de preparación este sábado en Krasnodar (Rusia) contra España, aún en período de Ramadán.

Ubicados en el Grupo G, los tunecinos comenzarán la Copa del Mundo contra Inglaterra, el día 18, luego se enfrentarán a Panamá el día 24 y Bélgica el día 28.

Fuente: NA

Archivado en: , , , , ,

 

 

Opinión