El sitio de deportes de Perfil.com

442

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

07/06/2018

Cristiano contra un mix del Madrid y Barcelona

Sergio Ramo y Piqué deberán detener a Cristiano Ronaldo en el Mundial.

La figura de Portugal deberá enfrentarse a las estrellas los más poderosos de la Liga de España. Marruecos e Irán buscan la hazaña.

El Grupo B juntó a dos potentes selecciones con dos de las más débiles. Pero no es lo único que el sorteó unió, ya que Cristiano Ronaldo, figura estelar de Portugal, deberá enfrentarse a sus compañeros del Real Madrid y a sus rivales del Barcelona cuando abra la zona frente a España. Por su parte, Marruecos e Irán buscarán ser la sorpresa de Rusia 2018.

La selección española es una de las candidatas a quedarse con su segundo Mundial (2010) con una cantidad de figuras impresionantes, todas ellas muy parejas entre sí, por eso se dificulta elegir solamente a uno. Años atrás, la principal estrella podría haber sido Andrés Iniesta, autor del gol del campeonato en Sudáfrica, pero el Cerebro llega en el ocaso de su carrera. En la misma altura aparecen Sergio Busquets, Gerard Piqué, David De Gea, Diego Costa, David Silva, Isco, Jordi Alba o Dani Carvajal, cada uno el mejor, o entre los mejores, en su puesto.

Aunque pueda generar controversia, Sergio Ramos es el ícono que tiene España. El defensor del Real Madrid posiblemente sea el mejor del mundo en la zaga central. Y además viene de una temporada magnífica con el Merengue, con el cual ganó la Champions League por tercer año consecutivo. No sólo es el mejor por su personalidad (capitán de selección y en los Galácticos) y sus aptitudes, a su juego le agrega una cantidad de goles vitales, mucho de ellos en los minutos finales de partidos trascendentales. Oportunismo que buscará trasladar a Rusia.

El vigente campeón de la Eurocopa comandado por Cristiano Ronaldo buscará hacer lo mismo que logró en el torneo europeo, obtener su primer Mundial. El delantero del Real Madrid no sólo es el capitán de Portugal, sino que también es el futbolista que más veces representó a su país (146) y el que más goles convirtió (81), con un promedio de 0,66 tantos por partido.

Los lusos quieren olvidarse de su pésima actuación en Brasil 2014, donde quedaron eliminados en primera ronda. Ronaldo jugará su cuarta Copa del Mundo, de las cuáles su mejor actuación fue en la primera de ellas: Alemania 2006. Allí Portugal alcanzó las semifinales y perdieron ante Francia con un Cristiano joven que disputó seis encuentros. Pero el crack del Madrid no ha tenido un rendimiento estelar en un Mundial como sí lo tiene en su equipo: jugó 13 partidos y sólo marcó 3 goles. Una cuenta pendiente con un Ronaldo que viene con hambre de repetir su actuación de la Eurocopa.

En Rusia será la quinta participación de Marruecos en un Mundial de fútbol, el último en el que estuvo fue en Francia 1998. Su objetivo es claro, buscar dar la sorpresa ante dos potencias y meterse en octavos de final por segunda vez en su historia (1986). “Los Leones del Atlas” vienen de consagrarse en el Campeonato Africano de Naciones, un torneo bastante nuevo (no es la Copa Africana, ganada sólo una vez por Marruecos en 1988) en el cual fueron anfitriones.

Su figura más importante es sin dudas Mehdi Benatia, defensor de la Juventus y ex Bayern Munich, que además es el capitán marroquí. La particularidad de este jugador de 31 años, es que también tiene la nacionalidad francesa, pero él optó por representar la camiseta de Marruecos. Bentia lleva 54 partidos en su Selección con dos goles convertidos. Si bien no se terminó de asentar como titular en ninguno de los dos clubes más importantes en los que jugó, es un jugador de élite que comandará a su selección en busca de meter el batacazo.

Irán jugará su segundo Mundial consecutivo (el quinto en su historia) tras conseguir sólo un empate en Brasil 2014. Al igual que Marruecos, los asiáticos intentarán dar el batacazo en un grupo muy desigual y meterse por primera vez en su historia en los octavos de final.

La figura de Irán es un completo desconocido, que ni siquiera jugó ante Argentina el Mundial pasado por su juventud (23 años). Sardar Azmoun es delantero del Rubin Kazán de Rusia, por lo tanto se sentirá como en su casa durante el torneo.

El “Messi iraní”, como algunos se animan a apodarlo, es la carta de gol que tiene el portugués Carlos Queiroz. Si bien las estadísticas de Ronaldo en Portugal son abismales, las de Azmoun no se quedan atrás: sumó 23 goles en 31 encuentros con la selección mayor, o sea 0,74 de promedio (incluso superior al de Ronaldo de 0,66). Un verdadero animal que buscará opacar al del Real Madrid.

El fixture del Grupo B:

Archivado en: , , , , , , , , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión