El sitio de deportes de Perfil.com

442

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

23/06/2018

El croata que no quiso la camiseta de Messi

Ante Rebic aprovechó el horror de Caballero y con una volea espectacular puso el primero para Croacia. / AP

Ante Rebic, el autor del primer gol, planeaba pedirle la 10 a Leo, pero expresó que “los argentinos dejaron una impresión tan mala que ya no quise tenerla, no saben perder“.

La goleada ante Croacia fue un golpe tremendo para la Selección que hipotecó sus chances de clasificar a octavos de final. En los minutos finales del encuentro, los jugadores argentinos, llenos de impotencia, tuvieron algunas actitudes que poco tienen que ver con el Fair Play. Por eso, algunos croatas durante el partido y fuera de la cancha mostraron su enojo ante esa situación.

Ante Rebic aprovechó el horror de Wilfredo Caballero y con una volea espectacular puso el primero para Croacia. El delantero, antes del partido, tenía pensado pedirle la camiseta a Lionel Messi, pero por las actitudes de los argentinos, prefirió no hacerlo.

“Sinceramente, antes del partido había planeado conseguir la camiseta de Messi para un buen amigo que lo admira mucho. Pero los argentinos dejaron una impresión tan mala que ya no quise tenerla”, confesó en una entrevista con el portal goal.hr.

“Me sorprendieron negativamente con su falta de Fair Play, sin mencionar sus provocaciones. Esperaba más de ellos. Además, no saben perder. Tienen que aprender a felicitar a los vencedores al final del partido”, manifestó.

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

5 pensamientos en “El croata que no quiso la camiseta de Messi”

  1. Somos de tener actitudes impresentables.
    En futbol, politica, economia, etc…..en todo.
    Asi nos va y asi nos seguira yendo.
    Vergonzante

  2. Somos impresentables.
    En futbol, politica, economia y en todo lo demas.
    Nos ganamos el desprecio de todos
    Asi nos va y seguira yendo
    Una verguenza

  3. Por si no había bastante con los disparates amasados con la martingala de la objetividad, y sin embargo, la apelación a la verdad en el periodismo como guía y horizonte del periodista surge y resurge sin cesar y, a mi modo de ver, sin pensar y sin razón: sin advertirlo, confunden y mezclan por lo menos dos sentidos muy distintos de verdad –uno absoluto, otro relativo; uno externo, ajeno, otro, interno, propio —, y en vez de aclarar el asunto, lo enturbian aún más. “La primera obligación del periodismo es la verdad”, proclaman Kovach y Rosenstiel

  4. El título es engañoso, por favor, no jodamos, el jugador tenía pensado pedirle la camiseta a Messi para un amigo suyo que es fanático y luego desistió. Escriben como si el 10 se la hubiese ofrecido en intercambio y el croata la hubiera o hubiese rechazado. ¿Para qué cambiarle el sentido a las cosas?

Los comentarios están cerrados.

Opinión