El sitio de deportes de Perfil.com

442

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

13/07/2018

Las claves para entender la designación de Pitana

Néstor Pitana dirigirá la final del Mundial entre Francia y Croacia. / AFP

El misionero se ganó el derecho a arbitrar la final el Mundial de Rusia en base a cinco factores que lo diferenciaron del resto. El análisis.

El próximo domingo en el estadio de Luzhniki, habrá terna arbitral argentina en la final del Mundial entre Francia y Croacia. Las claves que llevaron al misionero Néstor Pitana a dirigir el último partido de Rusia 2018.

1- Carácter: Pierluiggi Collina, previo al partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudita, había dicho “Pitana es una roca”, haciendo referencia a su carácter y porte físico, y que por ese motivo había sido elegido para dar el pitazo inicial. Eso aseguraba, según el criterio del máximo referente de árbitros a nivel FIFA, que “los jugadores no se iban a acercar a protestar, ni se le iban a ir encima”.

El árbitro argentino demostró ese aspecto cuando le tocó impartir justicia entre Uruguay y Francia, por los cuartos de final. El juego tuvo varias acciones con encontronazos y el misionero supo manejar las situaciones imponiendo su autoridad, ya sea con amonestaciones o a través de advertencias aplicadas en momentos claves.

2- Acierto disciplinario y trabajo en equipo: Así quedó demostrado en el partido que disputaron Croacia y Dinamarca. En los noventa minutos terminaron empatados 1 a 1 y fueron al tiempo suplementario. Cuando estaba por terminarse el juego, Rebic se escapó, entró al área rival, eludió al arquero danés Schmeichel y cuando estaba a punto de definir con el arco a su merced, el defensor Jorgensen se tiró desde atrás con intenciones de quitarle el balón pero lo derribó. Pitana sancionó penal y amonestó al danés, interpretando de excelente manera la última modificación con respecto a ese tipo acciones. Seguramente, como suele suceder en este tipo de situaciones, el misionero se habrá apoyado a su equipo arbitral, Hernán Maidana y Juan Pablo Belatti, que tuvieron un gran torneo, por eso no son tan nombrados como Pitana, ya que si hacen bien su trabajo no se los nombras y pasan desapercibidos.

3- Potencial físico y posicionamiento: En los cuatro partidos anteriores (Rusia-Arabia Saudita, México-Suecia, Croacia-Dinamarca y Uruguay-Francia), Pitana mostró un gran despliegue. Nunca se lo vio lejos de las jugadas y siempre estuvo muy bien ubicado, más en situaciones que podrían haberle llevado un dolor de cabeza si no hubiese estado en la posición recomendada. En estos ítems tal vez haya sacado una luz de vantaja con respecto a sus competidores, el holandés Bjorn Kuipers, que estará de cuarto árbitro en la final y es considerado el mejor árbitro del mundo, y el iraní Alireza Faghani, que arbitrará el partido por el tercer puesto entre Inglaterra y Belgica.

4- Conducción: como se escribió en columnas anteriores, la FIFA quiere que los árbitros conduzcan los partidos, para eso hace falta tener buen criterio a la hora de las advertencias y de las medidas disciplinarias. Pitana tomó ese concepto y lo lleva a rajatablas. Cada vez que hace una advertencia tiene un resultado positivo. Además, utiliza de buena manera el lenguaje gestual, algo que hace que todos entiendan lo que le está diciendo al jugador en cuestión. Durante el certamen mostró 11 amarillas y no expulsó a ningún jugador. Tal vez, su mayor acierto haya sido aquella amonestación que sacó a los 13 segundos del partido al jugador mexicano Jesús Gallardo, que se convirtió en la más rápida en la historia de los mundiales. Esa medida sirvió para demostrar que no iba a permitir el juego brusco en ese encuentro.

5- Máster en la Argentina: “Dirigir en el fútbol argentino es hacer un posgrado en arbitraje”, se oye decir a algunos ex árbitros de primera división cuando se los consulta cuán difícil es dirigir en el fútbol doméstico. Pitana no tuvo una gran temporada durante el último torneo de la Superliga Argentina, pero quizás los errores que cometió aquí le hayan servido como experiencia para mejorar en varios aspectos, y estar considerados como uno de los mejores árbitros del mundo.

(*) Árbitro (SADRA) y periodista deportivo.

Archivado en: , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión