442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
10/09/2018

Para la WTA hubo machismo y apoya a Serena Williams

Serena Williams se pasó toda la final del US Open discutiendo con el juez de silla. //AFP

La tenista estadounidense se pasó toda la final del US Open discutiendo con el juez de silla, a quien acusó de usar distintos parámetros entre hombres y mujeres.

La Asociación de Tenis Femenino (WTA) salió en defensa de la estadounidense Serena Williams después de la polémica discusión que mantuvo con el juez de silla de la final del Abierto de Estados y aseguró que la ex número uno recibió un trato machista.

“La WTA cree que no debería haber diferencia en el estándar de tolerancia respecto a las emociones expresadas por hombres y mujeres y está decidida a trabajar con el deporte para asegurar que todos los jugadores reciban el mismo trato“, indicó Steve Simon, CEO del ente rector del tenis femenino, en un comunicado emitido en la noche del domingo.

“Creemos que eso no ocurrió la noche anterior”, añadió en referencia a la final del sábado, en la que Williams perdió con la japonesa Naomi Osaka por 6-2 y 6-4.

Durante la final, Williams recibió un “warning” por recibir instrucciones de su entrenador, después fue penalizada con un punto por romper la raqueta y finalmente perdió un juego por abuso verbal tras llamar “ladrón” al juez de silla del encuentro, Carlos Ramos. Además, fue multada con 17.000 dólares.

En la rueda de prensa posterior a la final, la campeona de 23 Grand Slam defendió su posición y aseguró que en el tenis hay un doble parámetro a la hora de castigar las reacciones de los hombres y de las mujeres.

“Nunca le harías esto a un hombre”, le gritó Serena al juez de silla Carlos Ramos después del primer “warning”. Después, al hablar con los supervisores, añadió: “Le dije ladrón porque me robó un punto. Hay hombres que dicen cosas peores. ¿Me multan a mí por ser mujer? Eso no está bien”.

La polémica nació en el inicio del segundo set, cuando la ex número uno fue advertida con un “warning” por recibir indicaciones de su entrenador, Patrick Mouratoglou.

“Nunca recibo una advertencia por ‘coaching’. Yo no hago trampa para ganar, prefiero perder. Sólo te lo estoy avisando”, dijo una enojadísima Williams al árbitro. Sin embargo, el propio Mouratoglou admitió después haberle dado una indicación a su jugadora.

Serena Williams estampó minutos después su raqueta contra el suelo tras perder su servicio. El árbitro le dio una nueva advertencia, por lo que la estadounidense perdió automáticamente el siguiente punto.

“Tienes que disculparte”, insistía Serena al árbitro. “Yo no he hecho trampa, no hice ‘coaching'”, continuó la estadounidense, que volvió al juego desconcentrada y perdió su nuevo juego de saque sin oponer resistencia para quedar 4-3 abajo.

Llegó al cambio de lado enfurecida y el árbitro le aplicó un nuevo “warning”, lo que implicó que la tenista perdía automáticamente el siguiente juego.

Entre lágrimas, a los gritos y exigiendo la presencia de las máximas autoridades del torneo, Williams continuó con las protestas. “Eres un ladrón, me estás robando”, llegó a decir la jugadora, que además invocó a su pequeña hija: “No puedes hacer esto, mi hija está mirando por televisión”.

La WTA permite el “coaching” en su circuito, con la única excepción de los cuatro Grand Slam. Por eso, el CEO del organismo se mostró partidario de permitirlo en todos los torneos. “Se necesita una revisión de esta regla”, señaló Simon en su comunicado.

Fuente: DPA

IP

Archivado en: , , , , , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión