442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
28/06/2010

Partido

Brasil hizo “tri-zas” a Chile

El gran remate de Robinho supera la estirada del arquero Bravo y se convierte en el 3-0. /AFP

Juan y Luis Fabiano lo pusieron 2-0 arriba en tres minutos del primer tiempo, y Robinho aumentó en el segundo.

La selección de Brasil goleó 3-0 al Chile de Marcelo Bielsa en Johannesburgo y se clasificó para los cuartos de final del Mundial-2010 de fútbol. Allí se encontrará el viernes con Holanda, que viene de vencer a Eslovaquia por 2-1, por un lugar en las semifinales del Mundial.

La victoria de los pupilos de Dunga comenzó a delinearse cuando Juan anotó de cabeza conectando un córner el primer gol en el minuto 35. Tan sólo tres minutos después Luis Fabiano marcó el segundo gol tras eludir al arquero Claudio Bravo en el primer duelo sudamericano del Mundial, disputado en el estadio Ellis Park de Johannesburgo.

El tercer gol de Brasil lo anotó Robinho a los 14 del complemento, con un potente remate a la izquierda del guardavllas. Con esta derrota, Chile es el primer sudamericano que se va de Sudáfrica, donde los cinco representantes de esa región habían avanzado a octavos y tres (Brasil, Argentina y Uruguay) ya están en cuartos.

La historia favorecía ampliamente al pentacampeón, que anteriormente tenía en su haber 46 victorias sobre la Roja, 12 empates y sólo siete derrotas. Dos veces ambos seleccionados se habían medido en una Copa del Mundo y en ambas había ganado Brasil: en las semifinales del Mundial de Chile-1962 (4-2) y en octavos de Francia-1998 (4-1).

Como sucediera en ocasiones anteriores Brasil no exhibió lujos, pero sí mostró solidez. A eso habrá que sumarle el manejo de la pelota que tuvieron Kaká y Robinho, la velocidad que impusieron Maicon y Dani Alves cada vez que se lanzaron en ataque y la seguridad de Lucio y Julio César.

Chile hizo lo que pudo. Durante media hora aguantó el partido y, a través de remates de media distancia de Alexis Sánchez o Humberto Suazo, trató de acercarse al arco defendido por Julio César.

“Nos vamos con la tranquilidad de haber dejado todo”, dijo al final del encuentro el arquero chileno Claudio Bravo. Esta frase quizá resuma lo que fue el cotejo: Chile dio todo, pero Brasil, aún sin brillar mucho, fue demasiado para los de Bielsa y por eso ganó.

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Opinión