442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
30/08/2010

Básquet

Argentina y un triunfo a lo campeón

Scola volvió a ser incontenible abajo del aro. /EFE

Esta vez sin angustia, la Selección se impuso a Angola por 91-70, y con tres victorias aseguró su pasaje a la fase siguiente del Mundial. Galería.

Con una nueva exhibición de Luis Scola, Argentina se garantizó su presencia en los octavos de final del Mundial de básquet, al vencer fácilmente a Angola por 91-70 en su primera victoria sin final de infarto de la competencia, que le permite mantenerse líder de la llave A.

Como era previsible, ante una de las formaciones más débiles de la competición el equipo de Sergio Hernández vivió una noche sin excesivos sobresaltos, tras las duras batallas emprendidas -y ganadas con oficio y garra- ante alemanes (78-74) y australianos (74-72) en las dos primeras jornadas.

Si frente al subcampeón de Oceanía ya había sido la gran estrella, con 31 puntos, Scola volvió a ser el líder absoluto del equipo, con 32 unidades y, sobre todo, con su presencia activa, con palmeos, rebotes, robos de balón y alma de líder.

Junto a él, como escudero de lujo, Carlos Delfino, el héroe del primer triunfo en el torneo, volvió a firmar otro partido memorable, con 22 puntos y estableciendo una conexión de auténtico ensueño con Scola, con sabor 100% NBA.

La única mala noticia del día para los intereses argentinos fue la nueva baja de Fabricio Oberto, que sigue sin recuperarse de la gastroenteritis con la que amaneció el domingo y que ya lo obligó perderse el duelo del domingo.

En el grupo A, Australia había arrollado poco antes en la cancha de Kayseri a los jóvenes alemanes (78-43) y Serbia había cumplido los pronósticos ante la debutante Jordania (112-69), con lo que los balcánicos, que este jueves enfrentan a Argentina, se perfilan como los grandes rivales por el liderato del Grupo.

Con la clasificación ya en el bolsillo, los pupilos de Sergio Hernández tendrán como misión ahora justamente mantenerse primeros, para lograr un cruce teóricamente más favorable en los octavos que arrancan el sábado en Estambul.

Argentina tardó en entrar en el choque y tan sólo el huracán Scola, que en el primer cuarto ya había sumado 17 puntos, permitió mantener la ventaja sobre los angoleños, aunque sin llegar a despegar hasta el final de la segunda parte.

El acierto desde la línea de tres de Carlos Delfino y Leo Gutiérrez facilitaron el zarpazo final argentino, que gracias a un parcial de 22-12 en el segundo cuarto la albiceleste consiguió irse al descanso 13 arriba (45-32).

El tercer cuarto fue el peor de los argentinos, que se relajaron en exceso y, tras un parcial adverso de 27-19, vieron a los angoleños acercarse a cinco puntos en el marcador. Pero ese espejismo saltó por los aires en el último periodo, cuando Argentina volvió a ser Argentina y arrancó a todo gas, con 13-0 en los primeros cinco minutos.

Este martes, el grupo A descansa y la competición en Kayseri se reanuda el miércoles, con otro duelo teóricamente cómodo para los argentinos ante Jordania, que ha encadenado tres derrotas en lo que va de torneo y que este lunes dio un mala imagen ante los serbios.

Fuente: AFP.

Archivado en: , , , , ,

 

 

Opinión