442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
16/11/2010

Fútbol

El arquero García fue lo mejor de Boca

El juvenil que arrancó como titular en lugar de Lucchetti tuvo tres muy buenas intervenciones pero no transmitió seguridad. Igual, fue la figura xeneize.

El arquero Javier García fue lo más rescatable hoy en la pobre actuación que tuvo el equipo de Boca Juniors en el superclásico que ganó River Plate 1-0 en el Monumental, por la decimocuarta fecha del torneo Apertura.

Javier García: Tuvo tres muy buenas intervenciones, ante un tiro libre de Walter Acevedo, otro de Erik Lamela y un mano a mano con Ariel Ortega. Sin embargo, en otras participaciones, transmitió inseguridad y se complicó. Pese a lo cual fue lo más rescatable de su equipo.

Christian Cellay: Muchos problemas con Roberto Pereyra en el arranque del partido. Se fue afirmando con el correr de los minutos, pero nunca logró ser salida y jugó siempre muy contenido.

Matías Caruzzo: Perdió repetídamente con Mariano Pavone, en ocasiones quedó muy expuesto, con mucho campo para cubrir y nunca consiguió afirmarse.

Juan Manuel Insaurralde: Muy desprolijo en la mayoría de sus intervenciones, compartió los problemas con su compañero de zaga.

Clemente Rodríguez: Muy voluntarioso, mostrándose permanentemente tanto cuando se movió por derecha como por izquierda, pero confuso sin la claridad que se necesitaba.

Jesús Méndez: Con los problemas que se le conocen al moverse por una de las bandas, lento y enredado.

Sebastián Battaglia: Esfuerzo y sacrificio como siempre, pero perdió ante un mediocampo rival que estuvo siempre mejor armado.

Matías Giménez: Tibio, intrascendente, perdiendo las pelotas divididas y sin proyección importante en la ofensiva.

Juan Román Riquelme: Muy temprano quedó en claro que no tenía resto físico para jugar. Aguantó el primer tiempo, trató de ser cuidadoso con la circulación de la pelota, pero fueron más la que perdió que las que pasó correctamente.

Pablo Mouche: No justificó su inclusión. No logró imponerse nunca en el mano a mano y por lo general terminó tirando centros ante la ausencia de mejores recursos.

Martín Palermo: Estuvo en desventaja, nunca fue debidamente asistido, perdió casi siempre en el juego aéreo y sólo pudo ganar una vez con claridad cerca del final al bajarle una pelota a Cristian Chávez.

Cristian Chávez: Con mucha movilidad y sin poder hacerse la manija del equipo, quedó absorvido por la marca rival. Cuando se le presentó una buena chance para definir definió mal.

Luciano Monzón: No aportó lo que se esperaba. Chocó repetidamente y terminó sacándose la pelota de encima.

Lucas Viatri: No encontró su lugar en la cancha, cuando se alejó del área no tuvo peso y cuando se adelantó no encontró espacios.

Fuente: DyN

Archivado en: , , ,
Clubes:

 

 

Opinión