442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
02/10/2011

Automovilismo

La décima del año fue para Pechito

Pechito López se quedó con la décima del TC 2000 en Junín. / Télam

El cordobés José María López ganó la final disputada en el autódromo «Eusebio Marcilla» de Junín y volvió a sumarse a la lucha por el campeonato.

El cordobés José María López (Fiat) se adjudicó hoy la décima final del año de TC2000 disputada en el autódromo «Eusebio Marcilla» de Junín y se puso nuevamente en carrera en la lucha por el campeonato.

El piloto de Río Tercero fue escoltado por su compañero de equipo Emiliano Spataro (Fiat) y por el piloto chaqueño Juan Manuel Silva (Ford), quien no subió al podio porque la alegría por ese tercer puesto estuvo empañada por completo a causa del fallecimiento de su padre en las horas previas a esta competencia.

Estuvo cerca de ofrendarle un triunfo el Pato, que se deshizo de Fabián Yannantuoni (Ford), Agustín Canapino (Chevrolet) y Pechito López en el Súper 8, el novedoso cierre de la clasificación que TC2000 implementó en Junín.

Pero una sanción por adelantamiento en la largada de la llave final ante el cordobés lo privó de quedarse con la pole y largar primero la final, lo cual le hubiese otorgado más chances de subirse a lo más alto del podio.

Fue López, entonces, quien comandó la partida en Junín y se mantuvo allí en las siete primeras vueltas, ya que decidió cumplir rápidamente con el reglamento de esta carrera especial y entrar a boxes a cambiar dos neumáticos.

Al salir, el cordobés se encontró con Norberto Fontana liderando la competencia e intentando imponer un ritmo que le permita sacar una buena luz al momento de ingresar con su Ford a boxes.

Así, mientras transcurrían las vueltas y López recuperaba terreno en pista hasta quedar segundo, Fontana se metió a la calle de boxes con una distancia de 28 segundos sobre el piloto de Río Tercero, lo cual no fue suficiente para volver a pista en el primer lugar.

El cordobés, aprovechando la parada del arrecifeño y la detención involuntaria del motor de su Ford, que le hizo perder algunos segundos en boxes, pasó nuevamente al frente en el último tercio de la carrera pero comenzó a temer por la salud de su Fiat, averiado luego de un sobrepaso anterior a Spataro con toque incluido.

Es que el pontón, que estaba desprendido, tocaba con la rueda trasera izquierda desde hacía varias vueltas y le desgastaba la cubierta. De todas maneras, el susto se disipó rápidamente y Pecho se encaminó hacia la coronación de un excelente fin de semana que lo dejó cerca en la lucha por el título.

En esa disputa, Matías Rossi (Toyota) fue séptimo y continúa perdiendo terreno en la cima del campeonato pese a seguir siendo el líder. Su compañero de equipo Mariano Werner (Toyota) y el tandilense Leonel Pernía (Honda) fueron cuarto y quinto respectivamente y achicaron la brecha con el bonaerense.

Ahora, Rossi lidera con 166.50 puntos, y está a cuatro de Werner, a siete de Pernía, a 38.50 de López y a 41.50 de Spataro, cuando quedan 63 unidades en juego.

La próxima competencia de TC2000, undécima y penúltima de la temporada, se llevará a cabo el 6 de noviembre en el autódromo de Potrero de los Funes, en San Luis.

Fuente: DyN

Archivado en: , ,

 

 

Opinión