442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
23/04/2012

Fútbol

Falleció José María Martínez

Martínez, en una foto reciente. / Gentileza: http://sanlorenzojugadores.blogspot.com.ar

Ex futbolista de San Lorenzo, Quilmes, Gimnasia y Unión entre otros equipos, estaba a cargo de la 9a. y coordinaba el fútbol infantil del Ciclón. Fotos.

San Lorenzo está de luto luego de conocerse por intermedio del club el fallecimiento de José María Martínez, un ex futbolista del Ciclón que integró aquel mítico plantel conocido como Los Matadores que ganara invicto el Metropolitano de 1968, si bien sólo jugó un partido en ese certamen.

La triste noticia fue confirmada ayer luego de que Martínez sufriera una descompensación por la tarde y luego, alrededor de las 22 falleciera por problemas cardíacos. Sus restos serán velados este martes de 8 a 15 en Juan B. Justo 9550, Capital, según anuncia el sitio web oficial de San Lorenzo.

Nacido en Corrientes el 3 de julio de 1947 e iniciado en el club Lipton de esa provincia, el Negro, quien venía siendo entrenador de la novena división y también era coordinador del fútbol infantil del Ciclón, debutó en 1967 en la primera azulgrana ante Rosario Central y jugó oficialmente siete partidos allí. Originalmente mediocampista defensivo, alternó esa posición con la de zaguero.

Transferido siendo muy joven a Quilmes, jugó allí entre 1968 y 1969, integrando en ese último año un recordado equipo cervecero que clasificó al viejo Nacional de la “A” y cumplió muy buenos desempeños en ese torneo. También en Primera defendió las casacas de Gimnasia y Esgrima La Plata en 1971 y -tras pasar por Colombia y Ecuador- Unión de Santa Fe en 1977.

Tras acumular 103 partidos y 11 goles en la categoría superior, a comienzos de 1978 fichó para Lanús, que venía de descender a la “B” en una recordada definición por penales contra Platense. Por entonces, el club granate vivía una gran crisis económica e institucional que en ese mismo 1978 lo haría descender a la “C”, por lo que sólo jugó tres partidos allí antes de quedar libre por falta de pago.

En 1979 terminó su campaña jugando para Temperley mientras hacía el curso de técnico, función que poco después comenzaría a desempeñar renovando su viejo romance con San Lorenzo. Ese que, como queda claro por estas horas, sigue bien vivo en el recuerdo de muchísimos azulgranas.

Archivado en: , ,
Clubes:

 

 

Opinión