442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
27/04/2012

Fútbol

El Ruso Verea: “Somos una manga de cagones”

El "Ruso" Verea habló con 442. // Captura

En diálogo con 442, el ex arquero y actual periodista deportivo habla de todo: su carrera, los medios, el fútbol, la política y más. Video.

A diferencia de otros, él no construyó un personaje: es el mismo en la vida real que delante de una cámara o un micrófono. Rebelde, contestatario, sin pelos en la lengua y con conceptos claros, El Ruso habla de todo. “Preguntame lo que quieras. No hay drama”, desafía a 442. Y, poco a poco, comienza a hablar sobre su carrera como futbolista, su llegada a los medios, el periodismo (“detesto a los que dicen que no puede hacerse periodismo de periodistas”), el fútbol argentino y hasta la política.

“Era un imitador de Hugo Gatti a rajatabla”, recuerda Norberto Verea sobre su paso por el fútbol. El Ruso fue arquero de Chacarita, Independiente y Talleres de Remedios de Escalada. “La imitación era honrosa. Aunque muchos dicen que eso me costó la carrera”, dice.

Familiero, luchador, ex estudiante de Derecho, amante del fútbol y fanático de Independiente, Verea pasó de tener una parrilla, pintar casas, jugar al fútbol y vender discos a ser el dueño de las medianoches en Rock & Pop a comienzos de los ’90.

Con Heavy Rock & Pop hizo más de 1500 programas, trabajó en La Rocka, Radio Mitre, El Mundo, Radio Nacional y Del Plata. Incursionó en el cine y también en televisión en ciclos como La TV Ataca, Día D y RRDT, entre otros programas. “Mi llegada a los medios es absolutamente casual. Nunca sentí una vocación o un fuego interno que me llevara al periodismo. No me preparé para eso tampoco”, asegura Verea a 442.

“Fue una de las mejores etapas de mi vida –rememora-. Los tipos que yo idealizaba en las revistas los tuve enfrente y les preguntaba cosas. Tony Iommi (guitarrista de Black Sabbath) venía y me decía ‘gracias por invitarme a tu show’; o Joey Ramone (Los Ramones) traía discos para pasar en mi programa. Jugué al fútbol con Steve Jones de los Sex Pistols o con Iron Maiden. Me permitió viajar, cruzar el charco grande, nunca lo había hecho. Fue una etapa inolvidable”.

El Ruso cuenta que tiene tres pasiones: el sur (nació en Gerli en 1957), el heavy y el fútbol. Su experiencia dentro de una cancha lo ayudó a convertirse en un periodista deportivo con gran capacidad para analizar el juego. “El fútbol argentino es chato, pobre. No entiendo como se perdió de vista que somos una manga de cagones que vamos a la cancha a ver si no perdemos. A ver si resolvemos el partido porque una pelota parada nos salva. Creo que los entrenadores tienen mucha culpa y justifico el hecho de que los mejores se vayan. Dejaron de ser entrenadores para convertirse en míseros tipos que quieren conservar su trabajo y un entrenador tiene que pensar primero que entrena”, explica Verea.

“La llegada del Fútbol para Todos me generó contradicciones. Primero me genera la alegría de sacarle y pegarle un sopapo a la soberbia del monopolio. A toda esta cosa instalada que si no estás con ellos o no le sos servil, no existís. Cuando vi quiénes iban a ser los voceros entré en un terreno de tristeza. Ahí entendí que el negocio siempre necesita las mismas voces, o los mismo estilos o las mismas maneras o la misma entrega”.

Volviendo al fútbol propiamente dicho, Verea deja en claro que le molesta ver que el periodismo haga diferencias entre “el Messi del Barcelona y el de la Selección”, porque asegura que “no se contextualiza”. “Allá viaja como tiene que viajar un futbolista de la talla y la calidad de Messi. En la Selección va a un Mundial con la barrabrava en la mitad del avión, y en la bodega hay equipaje para dárselo a la barra para que puedan subsistir y sobrevivir en Sudáfrica. Messi llega a Argentina y el que le entrega la valija le dice: ‘Flaco a ver si metés un gol acá’”, compara el columnista de Hablemos de Fútbol (ESPN).

Por último, en la extensa charla, también se cuela la actualidad política. “Este es un Gobierno que reivindicó muchas cosas pero no debería repetírmelas tanto. Tiene que ayudarme a crecer y tiene que ir por otros logros, porque sino te dormís en los laureles. Si dormís en los laureles te aburguesás, te transformás en aquellos que desde el poder lo único que hacen es repetir cuan poderosos son y esta historia ya la conocí”.

(*) Editor de 442

Archivado en: ,

 

 

Opinión