442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
16/05/2012

Básquet

Entrenó con Scola, sueña ser Oberto

Marcos Delía sueña con ser el sucesor de Oberto en la Selección. / Gentileza www.ligateunafoto.com

Marcos Delía es una de las esperanzas del básquet argentino y quiere demostrarlo en la Selección. Su experiencia en Houston con Luifa.

La Generación Dorada no estará por siempre y el tan mencionado recambio empieza a sonar cada vez más fuerte. Marcos Delía es uno de los jugadores del semillero argentino que asoma como un confiable reemplazo en el poste bajo y, mientras se entrena con el seleccionado que jugará dos amistosos en Angola, sueña con ser el futuro Fabricio Oberto.

«Puede ser el próximo Oberto». Así lo definió el mismísimo Julio Lamas que hasta dejó la puerta abierta para llevarlo a Londres en caso de necesitarlo. Lejos de creérsela y con mucha tranquilidad en sus declaraciones, el pivote de 20 años y 2.06 metros le confesó a 442 que le gusta y no le genera presión la comparación con Oberto, aunque reconoció que debe seguir aprendiendo en cada entrenamiento que comparta con el cordobés, con quien integra el preseleccionado para el Sudamericano de Chaco. «Me identifico con sus movimientos y en el juego sin pelota», dijo.

El aprendizaje es fundamental para Delía, quien tuvo nada menos que la invitación personal de Luis Scola para entrenar con él durante cinco días en Houston. «Fue increíble. Me mandó los pasajes, me alojó en su casa y practicamos doble turno. A la mañana íbamos al gimnasio y trabajábamos la parte física y a la noche íbamos a una cancha a hacer técnica individual y lanzamientos», explicó Marcos.

Fueron días inolvidables para el joven pivote de Boca, quien reveló que en su estadía con la estrella de los Rockets le «marcó detalles importantes del juego que al hacerlos uno se da cuenta de que termina sacando ventaja». Y agregó: «También me dijo que tengo que estar tranquilo y debo agarrarle el hábito al trabajo, ya que eso a la larga se nota».

La Selección. Delía tiene experiencia representando al país desde su debut, con título incluido, en el Sudamericano Sub 17 de 2009 en Trinidad (Uruguay). También fue el líder del equipo en el Panamericano Sub 18 de San Antonio (2010), pero su mejor performance fue en el Mundial juvenil de Letonia, en el cual terminó promediando 10.8 puntos y 7.8 rebotes por partido, colaborando para que Argentina sorprendiera con un cuarto puesto que rozó la hazaña. Esa actuación llevó a Marcos a los Juegos Panamericanos de Guadalajara.

Actualmente, a punto de subirse al avión para disputar el 18 y 19 de mayo dos amistosos ante Angola (con visita de la Presidenta de la Nación incluida), el pivote nacido en Saladillo disfruta al por mayor su presente y celebra la vuelta de Walter Herrmann a la selección (no juega desde el Mundial 2006 ed Japón). “Es muy lindo estar en el equipo justo cuando él regresa. Además está impecable, al ritmo de todos y anda muy bien con la pelota. Seguro va hacer un buen papel», aseguró.

Entre los mejores juveniles. Delía también integró un selecto combinado de jugadores menores de 20 años de todo el mundo que se enfrentó a las promesas estadounidenses. El evento llamado Nike Hoops Summit se realizó en Portland y tanto Scola (1998) como Oberto (1995) fueron partícipes. «El partido fue hermoso, hubo mucha gente en el estadio y tuvo mucha repercusión allá. Además, había un gran nivel», expresó uno de los ocho argentinos que tuvieron el privilegio de estar allí.

Delía llegó desde el club Ciudad de Saladillo para reforzar las inferiores de Boca y tan buenas fueron sus condiciones que tuvo sus minutos para mostrarse en la Liga Nacional con el equipo mayor.  «Me sirvió haber jugado mi primer Liga con Boca. Estuve en la rotación y me ayudó para medirme con otros jugadores. Creo que la próxima va a ser mucho más importante», destacó, aunque también reconoció que debe mejorar su defensa ante rivales más grandes y pesados que él.

El tiempo dirá hasta dónde puede llegar Marcos Delía. Si será el próximo Oberto o el compañero de Scola en la pintura aún está por verse. Por lo pronto, tendrá su chance en la Selección y no piensa desaprovecharla.

(*) Especial para 442

Archivado en: , , , , ,

 

 

Opinión