442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
19/07/2012

Historias

María Belén Pérez Maurice, modelo olímpica

María Bélen Perez Maurice, modelo, soldado y esgrimista olímpica. / Revista Luz

Cambió los flashes por el sable y será la única esgrimista argentina en los Juegos de Londres. La historia de una soldado voluntaria. Fotos.

En esgrima, la Argentina tendrá un único representante en los Londres 2012 y el honor es para María Belén Pérez Maurice, una ex modelo y “soldado voluntaria” que con 27 años recién cumplidos tendrá su primera experiencia olímpica. Ella dijo estar orgullosa de representar al país y de “seguir con la tradición de tener un esgrimista en los Juegos”.

“Voy a ponerle espíritu y corazón y tratar de hacer lo mejor posible porque voy a tener nada más que tres días para entrenarme antes de mi competencia en Londres y eso es dar mucha ventaja”, contó María Belén en una charla con 442. La esgrimista viajará recién el 26 de julio rumbo a Inglaterra, porque no pudo conseguir el dinero para prepararse adecuadamente antes del primer asalto de la ronda de 32 (a eliminación directa) que será ante una rival china o italiana, todavía a confirmar.

Pérez Maurice se inició en el esgrima por su mamá, quien practicaba el deporte y trató de inculcárselo, aunque no veía con buenos ojos que arrancara con las prácticas. “Empecé a los 13 años en el Círculo Militar y mi maestro Lucas Saucedo fue quien empezó a entrenarme y me insistió para que vaya porque yo no quería. Además, la primera vez que fui me dejó ganar un asalto para darme confianza y ahí me enganché con el deporte”, explicó.

Nacida en San Nicolás un 12 de julio de 1985, María Belén ya tiene en su haber una medalla de bronce en el Panamericano de Nevada en 2011, una dorada en el Sudamericano de Chile. “A nivel sudamericano estamos bien, pero la realidad es que todavía nos falta. A nivel mundial, yo sola clasifiqué a los Juegos Olímpicos, pero estamos mejorando de a poquito”, reconoció.

Un modelo de esgrimista. Hace tres años, Pérez Maurice trabajaba para una agencia de modelos pero decidió abandonar los flashes por el sable. “En un momento me tuve que decidir. Ya no me presentaba a los castings y me dejaron de llamar”, dijo, al tiempo que recordó que para los Juegos Panamericanos de 2007 se dedicaba a las dos actividades al mismo tiempo.

El desahogo en Rusia. En Moscú, consiguió su histórica clasificación a los Juegos Olímpicos por sistema de ranking.  “Empezamos a hacer cuentas con mi maestro, los números me daban como clasificada y no lo podíamos creer. Después fuimos al hotel, pensamos que habíamos hecho mal los cálculos. Pero cuando bajamos a cenar, todos nos felicitaron y ahí confirmamos que estábamos en Londres, así que corrimos a la habitación para divulgar la noticia”, confesó quien representará al país en la prueba individual en sable.

Estudiante y soldado. La vida de un deportista amateur demanda esfuerzos extra y el caso de María Belén no es la excepción, ya que además de dedicarse al esgrima estudia la carrera de ingeniería en alimentos en la UADE. “Me falta un año y medio pero algún día la terminaré”, aseguró. Durante la clasificación a Londres decidó no cursar, pero una vez que pasen los Juegos volverá a su rutina habitual de administrar su tiempo entre prácticas y libros.

De  todas maneras, sus compañeros y profesores saben que es una atleta olímpica y la apoyan bastante. “Me cambian la fecha de los exámenes”, contó.  Pero eso no es todo: la joven esgrimista también es soldado voluntaria y representa al Ejército en competencias, lo cual además le sirve como apoyo económico para mantenerse.

(*) Especial para 442

Archivado en: , ,

 

 

Opinión