442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
09/08/2012

Fútbol

Copa Argentina: ¿Boca es bicampeón?

El equipo de Boca que en 1969 ganó la Copa Argentina en el Viejo Gasómetro de San Lorenzo. Parados: Rogel, Raspo, Roma, Meléndez, Madurga y Ovide. Agachados: Ramón Ponce, Antonio Cabrera, Novello, Savoy y Peña. /Gentileza Guillermo Schoua (historiadeboca.com.ar)

Si bien el Xeneize ganó en 1969 un certamen con el mismo nombre, aquella fue una copa muy distinta a la actual. La principal diferencia entre ambas.

Algunos dicen que sí. Otros, que no. Sin embargo, en tanto y en cuanto la AFA no se expida claramente al respecto será imposible determinar con exactitud si esta Copa Argentina que Boca acaba de obtener fue una nueva edición del certamen que se jugara con el mismo nombre en 1969 y 1970, y también por ende si el club de la Ribera se coronó o no bicampeón de este torneo como algunos medios publicaron.

Lo que no puede dudarse al haber sido organizada por la AFA es que la competencia recién finalizada entra en la categoría de “copas oficiales” en la que también se inscribe la vieja Copa Argentina, así como muchas otras injustamente olvidadas copas del pasado -y especialmente de la era amateur del fútbol argentino- cuya existencia e importancia queda hoy saludablemente reverdecida por esta coronación boquense.

Claro que el hecho de que sea tan oficial como aquella no habilita ni mucho menos a decir que esta nueva Copa Argentina es la misma que la de 1969 y 1970. Así como también sería erróneo simplificar la cuestión diciendo que  “son lo mismo porque tienen el mismo nombre”. De hecho, el pasado del fútbol argentino y sudamericano registra más de un caso de competencias con igual nombre e historiales bien distintos.

Otra simplificación inconducente por sí sola es la que, desde la vereda que niega a la actual Copa Argentina como continuadora de la del pasado, se esgrime por estas horas mencionando los distintos trofeos que hubo en juego en una y en otra como motivo suficiente para argumentar que son distintas, como si las características y la continuidad de un tipo de campeonato determinado dependiera de ese premio.

Justamente, y mucho más que en las copas que se llevaron respectivamente el Boca campeón en 1969 y este de hoy, las verdaderas diferencias entre los certámenes que esos equipos ganaron deberían ser buscadas en cuestiones como la procedencia de sus participantes, su modo de disputa o estructura y, en definitiva, la existencia o no de un mínimo hilo conductor entre ambos más allá de ese nombre que compartieron.

En esa comparación, un detalle que salta rápido a la vista es que en la Copa Argentina de 1969 y 1970 no participaron equipos del ascenso salvo Almagro -que jugó la primera como campeón de la “B” de 1968-, aunque sí escuadras del interior del país, que por entonces no jugaban en categorías promocionales sino en sus ligas y en competencias regionales en las que pugnaban por entrar al viejo Nacional de la “A”.

Si algo tuvo de novedoso esta nueva Copa Argentina, precisamente, fue el hecho de ser el primer certamen en la historia del fútbol argentino en mezclar equipos de más de dos categorías distintas. Salvo por un experimento no terminado en 1952, en efecto, desde 1919 ningún certamen oficial había juntado siquiera a equipos de Primera con otros de la divisional inmediatamente inferior.

Más que a la de 1969 y 1970, inclusive, la actual Copa Argentina resulta comparable en este sentido a la “Copa Competencia” que tuvo su auge durante la era amateur del fútbol argentino, y que al menos en algunas de sus ediciones -como lo hizo por última vez aquella de 1919- mezclaba a los equipos del nivel superior con los del certamen de “Intermedia” en el que se definían los ascensos a Primera.

Allí, en esa diferencia de participantes y no en sus trofeos, su mera estructura o las clasificaciones a copas internacionales puestas en juego por una y por otra, radica en verdad la principal diferencia para desconocer a esta Copa Argentina de hoy como continuadora de otra con el mismo nombre o de cualquier otra copa. Aunque así y todo, será la AFA quien tenga la última palabra. Si es que alguna vez decide tenerla, claro.

Archivado en: , , , , , , , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión