442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
04/09/2012

Básquet

Rubén Magnano: «Le abrimos los ojos al mundo»

Magnano junto a Alejandro Montecchia en el Mundial de Indianápolis. / AFP

Hace 10 años, Argentina sorprendía a todos luego de propinarle la primera derrota a un Dream Team. Magnano recordó la hazaña.

El 4 de septiembre de 2002 el básquet se paralizó. Se jugaba el Mundial de Indianápolis y en la última fecha de la segunda fase, previa a los cuartos de final, un voraz seleccionado argentino enviaba un contundente mensaje al mundo tras vencer por primera vez en la historia a un combinado de Estados Unidos conformado íntegramente por jugadores NBA.

Rubén Magnano, el entrenador de aquella generación que luego sería dorada recordó en una charla con 442 que aquel 87-80 ante el Dream Team «significó un despegue que le abrió los ojos al mundo FIBA, más que nada por la manera con la que se le ganó a Estados Unidos en su casa». Además,  expresó que ese mismo Mundial fue «el mejor torneo que vio jugar a la Selección».

Argentina llegaba al duelo con el anfitrión sin nada que perder, clasificado a los cuartos de final de manera invicta y exhibiendo un nivel superlativo. Y eso se notó de entrada ante los NBA porque en el primer cuarto, los pupilos de Magnano marcaron diferencias claras y sorpresivas con un 34-21 .

«Planteamos el juego de la manera que a nosotros nos convenía. En lo táctico, jugamos nueve puntos porque perdimos pocas veces el balón, estuvimos muy concentrados y estábamos con muchísima confianza. Ese primer cuarto también pudo haber sido determinante para saber que se podía. Creo que se cumplió en un 90 por ciento todo lo que habíamos planificado», explicó el DT.

Lo imposible siempre cuesta un poquito más. Con esa frse, Magnano intentó motivar a un grupo de jugadores que ya venían forjando un espíritu pocas veces visto y alimentaban grandes ilusiones. «Todo se fue gestando y a la postre se dio todo lo que ya sabemos. El equipo tenía valores que hoy se mantienen. Había mística, estirpe, hambre, lo que lograron no es poca cosa. Es algo curioso pero determinante a la hora de jugar», indicó el actual conductor del seleccionado brasileño.

«Fue un mensaje de confianza al resto de los equipos del mundo que ante Estados Unidos se puede. Fue como abrir una ventana. De hecho, después perdieron con Yugoslavia, con España y más tarde, en los Juegos Olímpicos de Grecia», recordó Magnano.

La síntesis de la hazaña:

Argentina (87): Juan Ignacio Sánchez 9, Emanuel Ginóbili 15, Rubén Wolkowysky 9, Fabricio Oberto 11, Hugo Sconochini 7 (quinteto inicial); Luis Scola 13, Andrés Nocioni 14, Leandro Palladino 7, Alejandro Montecchia y Gabriel Fernández 2. DT: Rubén Magnano.

Estados Unidos (80): Andre Miller 14, Paul Pierce 22, Jermaine O’Neal 8, Elton Brand, Michael Finley 14 (quinteto inicial); Shawn Marion 4, Reggie Miller 5, Baron Davis 7, Antonio Davis 3 y Ben Wallace 3. DT: George Karl.

Parciales: 34-21 / 19-16 (53-37) / 15-23 (68-60) / 19-20 (87-80)

Arbitros: Romualdas Brazauskas (Lituania) y Itzok Rems (Eslovenia).

Estadio: Conseco Fieldhouse (5000 espctadores)

(*) Especial para 442

Archivado en: , , , ,

 

 

Opinión