442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
18/11/2012

Fútbol

Colón festejó en un clásico caliente

Los jugadores de Colón se abrazan tras convertir Mugni el 1-0. /Captura

Con goles de Mugni y Gigliotti, venció 2-0 al colista Unión y volvió al triunfo tras siete partidos. Hinchas tatengues rompieron un alambrado.

Colón pegó este domingo en los momentos clave del partido y se dio el gusto en el Estadio Brigadier General Estanislao López de darle un golpe más al complicadísimo Unión, al ganarle 2-0 un clásico caliente que estuvo plagado de incidentes con los hinchas visitantes.

Lucas Mugni en la primera etapa y Emmanuel Gigliotti en la segunda marcaron los tantos de Colón, que volvió a llevarse el clásico de la ciudad después de diez años y quebró una racha de siete presentaciones sin ganar incluyendo la derrota ante Cerro Porteño en Paraguay que le valió ser eliminado de la Copa Sudamericana.

Por su parte, Unión sigue último en los promedios y sin poder ganar todavía en el Inicial al cabo de 16 fechas.

El partido se jugó con un clima caliente tanto en el campo como en las tribunas: los dos terminaron con diez hombres por las expulsiones de Maximiliano Lugo en Unión y Adrián Bastía en Colón, y el juego se interrumpió varias veces por disturbios en la tribuna que ocuparon los hinchas tatengues, sobre todo después de la segunda conquista del local.

De arranque, el Sabalero salió a hacerse protagonista, y en sólo un minuto generó la primera jugada de riesgo con un remate de Mugni que Alejandro Pérez salvó en la línea.

Colón manejaba la pelota y el terreno ante un adversario que esperaba en su propio campo. Sin embargo, el Tate tuvo su oportunidad a los 7, con un cabezazo del uruguayo Nicolás Correa que Diego Pozo controló sin dificultad.

Con el correr de los minutos, el trámite se fue emparejando a partir de la buena tarea de Nicolás Bruna en el mediocampo. A los 19, la ocasión la tuvo otra vez Colón gracias a un error de Lugo, pero fue débil la definición de Facundo Curuchet. Tres minutos después, respondió Unión con una mandada de Andrés Franzoia, quien exigió una excelente respuesta de Pozo.

El cotejo no daba tregua y en la jugada siguiente el árbitro Germán Delfino le mostró correctamente la tarjeta roja a Lugo, tras una violenta falta sobre Curuchet.

En ventaja numérica, el local se hizo dueño del partido, ante un rival decidido a esperar en su campo y lastimar de contraataque. A los 29, estuvo cerca de marcar Gigliotti, pero el mano a mano lo ganó el arquero Martín Perafán.

Cuando el primer tiempo parecía morirse sin goles, llegó la primera emoción del juego. A los 45, un nuevo desborde de Curuchet por derecha encontró a Mugni, cuyo terrible zurdazo desató el festejo de toda la parcialidad sabalera.

En el arranque del segundo episodio, Colón tuvo una clarísima chance con Gigliotti, que sacó bien Perafán. Después el anfitrión le cedió la pelota al oponente y Unión emparejó el trámite, aunque le costaba demasiado llegar al área de Pozo.

Con la expulsión de Bastía por doble amarilla, la visita tomó fuerzas y, a los 19, Alejandro Pérez sacó un potente remate que Pozo sacó con el pecho.

A los 25, Colón logró estirar la ventaja con una jugada polémica. Curuchet fue a buscar una pelota en posición adelantada, pero cuando la tomó Gigliotti se quedó parado y el árbitro Delfino interpretó que no quería intervenir. De esta manera, el juez dejó seguir la acción y Gigliotti convirtió ante Perafán.

Fue entonces cuando se reavivaron los problemas en la tribuna de Unión y el partido se interrumpió por espacio de nueve minutos.

Luego de los incidentes, el juego continuó, pero Unión ya no tuvo fuerzas y Colón festejó de manera anticipada. Incluso Gigliotti desaprovechó increíblemente con el arco libre una posibilidad para poner el 3-0, que hubiese sido el broche de oro de una tarde perfecta para los sabaleros.

Fuente: DyN.

Mirá los goles:

Archivado en: , ,
Clubes:

 

 

Opinión