442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
22/01/2013

Fútbol

Mauro Martín “no es un gángster”

Mauro Martín, junto a Rafael Di Zeo, manejan la barra de Boca //Télam

Rivero, abogado del barrabrava, dijo que el líder de La 12 no es el “jefe de la Cosa Nostra” y que tanto él como su cuñado apelaron al procesamiento.

El jefe de la barra brava de Boca, Mauro Martín, apeló hoy su procesamiento por el crimen de un hombre en el barrio porteño de Mataderos, por el que está acusado junto con su cuñado, y su abogado irónicamente dijo que no es un “gángster” o “un jefe de la Cosa Nostra”, la mafia italiana.

En la apelación para que la Cámara del Crimen porteña revise la resolución, Martín negó haber matado a Ernesto Cirino en 2011 y sostuvo que no hay ninguna prueba en su contra. Martín y su cuñado, Gustavo Petrinelli, fueron procesados la semana pasada por el juez de instrucción Manuel De Campos como partícipes necesarios del delito de homicidio simple de Cirino, quien atacado el 29 de agosto de 2011 y dos días después falleció por las múltiples fracturas que le dejó la golpiza.

El hecho ocurrió tras un altercado vecinal de Cirino con Petrinelli, quien llamó a Martín para que lo ayude con el problema. El jefe de “La Doce” llegó con al menos otras dos personas al lugar, entre ellas el 2 de la barra de Boca, Maximiliano “Maxi” Mazzaro, que se encuentra prófugo de la Justicia por este hecho.

El juez consideró que hubo un “accionar organizado” de parte de los acusados que tuvieron el “claro objetivo de agredir” a Cirino, hecho en el que descartó que “no se hayan representado al menos la posibilidad del desenlace fatal”.

Horacio Rivero, abogado de Martín y de Petrinelli, sostuvo en el escrito de apelación que “no existe en el expediente, el cual lleva, nada más ni nada menos, que un año y seis meses de investigación, una sola prueba que corrobore tal accionar”.

Agregó que ninguno de los testigos del hecho dijo “haber escuchado a Martín indicar a persona alguna que golpearan a la Cirino, dar una orden, hacer un ademán indicando alguna circunstancia en contra de la víctima”. “Ni mucho menos haber observado a Martín, chasquear los dedos a modo de ordenar a un subordinado ‘que parezca un accidente’ y apagar el cigarrillo como un gángster o jefe de la Cosa Nostra“, sostuvo de manera irónica.

El defensor explicó que “Martín como el resto, tomó el suceso como un altercado común de los tantos que hay a menudo, donde un puñetazo no necesariamente puede ocasionar la muerte”.

Martín declaró ante el juez que concurrió a la casa de su cuñado con Mazzaro y con Daniel Wehbe, a quien acusó de haberle pegado a Cirino y que también está prófugo. El juez De Campos procesó a Martín y a su cuñado con prisión preventiva -ambos están presos en la cárcel de Devoto- y rechazó excarcelarlos al considerar que en libertad podrían entorpecer la investigación.

Fuente: DyN

Archivado en: , , , , ,

 

 

Opinión