442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
06/04/2013

Copa Davis

Hazaña del dobles ante Francia

David Nalbandian y Horacio Zeballos se funden en un abrazo luego del triunfazo ante Francia en dobles. / AFP

Nalbandian y Zeballos dieron vuelta un partido complicado ante Llodra y Benneteau y Argentina quedó 2-1 arriba en la serie de Copa Davis. Fotos.

David Nalbandian y Horacio Zeballos se impusieron a los franceses Michael Llodra y Julien Benneteau, y dejaron a la Argentina a un punto de convertirse en uno de los semifinalistas de la Copa Davis.

La dupla argentina se impuso con parciales de 3-6, 7-6 (7-3), 7-5 y 6-3 en un partido que se prolongó por espacio de tres horas y tres minutos.

Fue el partido soñado para la dupla argentina, que necesitaba jugar su mejor tenis para superar a la pareja francesa y cumplió ese mandato con creces.

Nalbandian y Zeballos fueron, en distintos momentos, incontenibles para los aplomados doblistas galos, que sólo de a ratos pudieron desplegar el amplio abanico de recursos por el que son considerados una de las mejores parejas del mundo.

Con el histórico triunfo, el equipo capitaneado por Martín Jaite tiene ventaja de 2-1, por lo que mañana, desde las 10.30, Juan Mónaco buscará dar el otro gran golpe de la serie y vencer a Jo Wilfried Tsonga para ponerle el moño a una serie en la que el representativo nacional parecía correr en desventaja ante el poderío francés.

Desde el primer set, la pareja francesa dejó en claro que los argentinos deberían jugar su mejor tenis para soñar con tener chances de quedarse con el triunfo. Los juegos de saque del equipo galo transcurrían con cierta velocidad, mientras que tanto Nalbandian como Zeballos sufrían para mantener su servicio. Luego de desperdiciar algunas chances, los galos quebraron el saque de Nalbandian en el octavo game y luego cerraron el set por 6-3.

El segundo parcial comenzó con la misma tónica, saque a saque, y se definió en el tie break. Allí la hinchada argentina logró su cometido y se convirtió en un jugador más. Tanto fue lo que gritaron que, por pedido del árbitro de la serie, el capitán Martín Jaite tomó el micrófono y pidió a los hinchas que no gritaran antes y durante los saques y los puntos.

Instantes después, Nalbandian y Zeballos cerraron el set a su favor tras quedarse con el tie break por un contundente 7-3. Sin embargo, lejos de sufrir el impacto, los franceses mostraron toda su jerarquía en el comienzo del tercer set y sacaron una rápida ventaja. El escenario era inmejorable para los europeos, que ganaban 5-2 y contaban con dos puntos para quiebre sobre el servicio de Zeballos.

Pero en ese momento apareció Nalbandian en plenitud y con un smash que impactó de lleno en la espalda de Llodra, cambió el partido. No tanto porque los franceses se hayan ido del encuentro, sino porque ese instante, y la locura del público, fueron el envión anímico necesario para la histórica remontada.

Con el talento del unquillense en su máxima expresión, la dupla argentina ganó cinco juegos seguidos, con quiebres en el noveno y en el undécimo game, y cerró el parcial a su favor por 7-5, haciendo delirar a los hinchas, que decididamente se sentían partícipes importantes de la jornada.

El poderío del equipo francés parecía minimizado por la intensidad con la que jugó la dupla argentina. Llodra y Benneteau ya no se mostraban todo lo seguros que eran en la primera parte del encuentro y eso terminó por confirmarse en el quinto game. Zeballos se vistió de Nalbandian por un instante y con un par de tiros espectaculares en momentos clave le permitió a la pareja argentina quebrar el servicio galo. Allí sí los galos sintieron el golpe, del que no lograron recuperarse.

El marplatense se vistió de héroe, jugó al máximo de sus posibilidades, quizá uno de los mejores partidos de su vida, y fue clave en el noveno juego, en el que un nuevo quiebre sobre el saque de Benneteau decretó el triunfo argentino por 6-3.

Sea cual fuere el desenlace de la eliminatoria, la historia dirá que Nalbandian y Zeballos consiguieron un triunfo histórico, ante una de las mejores parejas de dobles del mundo, y terminaron por consolidar todo lo bueno que habían mostrado en sus presentaciones ante Suecia, en 2010, y frente a Alemania, en febrero pasado.

Fuente: DyN

 

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Opinión