442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
29/05/2013

Fútbol

Newell’s eliminó a Boca de la Copa

Newell´s festeja la clasificación a las semis.//Fotobaires.

En un final dramático, la Lepra venció 10 a 9 al Xeneize y se metió a las semis de la Copa. Habían empatado 0 a 0 en los noventa minutos. La definición.

Newell’s Old Boys avanzó este miércoles a las semifinales de la Copa Libertadores de América al doblegar a Boca Juniors por 10-9 en una electrizante definición desde el punto del penal después de que el tiempo reglamentario finalizara igualado 0-0, tal como ocurrió en el partido de ida desarrollado en La Bombonera.

Tras una serie interminable desde los 12 pasos, en la que se lució el arquero Nahuel Guzmán, Maximiliano Rodríguez le dio la victoria al conjunto rojinegro que controló el juego a lo largo de los 90 minutos, pero no supo capitalizar ese dominio, a tal punto que Boca, que casi no atacó, estuvo más cerca de quebrar el cero.

Ahora, el conjunto rojinegro espera adversario, que en principio debería ser el ganador de la llave que tiene como protagonistas a Atlético Mineiro y Tijuana.

Pero en caso de que gane el conjunto de Belo Horizonte y además lo haga el Fluminense, los elencos brasileños se medirán entre sí y Newell’s chocará con Independiente Santa Fe de Bogotá. La serie semifinal se jugará al final la Copa de las Confederaciones que se desarrollará en Brasil la última quincena de junio.

Durante la primera mitad los dos equipos asumieron roles bien distintos. Mientras Newell’s intentó manejar la pelota con prolijidad, Boca trató de destruir y poco más.

Y si no lograron sacarse ventajas fue porque el local, que monopolizó el balón, no supo como quebrar la marca del conjunto xeneize. Y la visita… casi no intentó arrimarse al arco el oponente.

Boca complicó al conjunto rojinegro con dos líneas de cuatro y ejerció mucha presión en su propio terreno. Además, complicó la salida de la escuadra de Gerardo Martino, brindándole libertad a Diego Mateo, quien no tiene un gran manejo de pelota, y maniatando a los laterales con Nicolás Blandi y Juan Román Riquelme.

Ese esquema le permitió a la visita no pasar zozobras. Pero también lo limitó en ataque. Apostó a un error rival para generar alguna réplica salvadora pero apenas si pudo hilvanar una o dos que no llevaron demasiado peligro. Lo más cerca que estuvo de llegar al arco el elenco orientado tácticamente por Carlos Bianchi fue con un “tirito” de Riquelme que se fue lejos del arco de Guzmán sobre los 28. Newell’s respondió un minuto más tarde cuando Pablo Pérez recibió un rebote y sacó un disparo demasiado elevado. No hubo mucho más en esos pobres 45 minutos iniciales. Apenas un disparo de Santiago Vergini de 35 metros que se fue muy alto, y una buena acción de Juan Sánchez Miño por izquierda que derivó en un centro hacia Cristian Erbes cuyo cabezazo, que buscaba a Nicolás Blandi, no llegó a destino.

Newell`s salió más decidido en el segundo tiempo, pero le dejó más especios a Boca que en dos réplicas generó sendos corners y de ellos nacieron dos situaciones claras de gol.

Sobre los 8 un centro de Walter Erviti desde la derecha fue cabeceado por Blandi y salvó Milton Casco sobre la línea. Y unos minutos más tarde, un córner de Riquelme fue rechazado con los puños por Guzmán. La pelota le volvió a Román, quien sacó un centro largo que Blandi estrelló de cabeza en el poste izquierdo.

Pero en el mejor momento de Boca, Clemente Rodríguez se hizo expulsar insólitamente al pecher a Germán Delfino y el trámite se inclinó definitivamente hacia el arco de Orion.

Si once contra once Newell’s había manejado la pelota, con un hombre más fue ampliamente superior a Boca, que trató de que los minutos corrieran y durmió el trámite.

Bianchi sacó a Blandi e hizo entrar a Nahuel Zárate resignando toda chance de ataque. Apostó a aguantar más de media hora para llegar a los penales.

Todo fue de Newell’s desde entonces y hasta el final, pero le siguió costando entrar. Probó de afuera sobre los 28 con un remate de Diego Mateo que se fue apenas desviado.

El local llegó por primera vez con claridad a los 42 cuando encontró espacios en un contraataque, tras un saque desde el área de Orion. Maximiliano Rodríguez habilitó a Marcos Cáceres y el lateral paraguayo sacó un remate cruzado que logró rechazar el arquero xeneize.

Hubo que recurrir a la definición desde la corta distancia y esta vez Boca, un especialista en este tipo de resoluciones, fue menos certero que el conjunto rojinegro, que se impuso por 10-9 y sigue en carrera en el principal certamen continental.

 

Fuente:DyN

Archivado en:
Clubes:

 

 

Opinión