442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
02/06/2013

Fútbol

Rivales de Play que serán compañeros

El crack argentino y el brasileño mantienen una relación desde hace dos años gracias a Dani Alves. // AFP

Messi y Neymar ya tienen relación: Dani Alves los hace enfrentar online. En el fútbol real, el brasileño idolatra a Leo. Una dupla que promete show.

Los futbolistas del Barcelona y los del Santos se aprestaban a disputar la final del Mundial de Clubes de 2011, cuando Josep Guardiola le dijo por lo bajo a un ayudante: “Mira a Neymar. Estrena nuevo peinado para la ocasión y tiene botines con su nombre. Bien: ahora mira a ese otro, que siempre está igual aunque sea el mejor jugador del mundo, y tal vez de la historia. Mira a Messi”. No es una invención: el periodista español Guillem Balagué contó la anécdota en la biografía que escribió –en inglés– de Guardiola, titulada Another way of winning (traducido: otra forma de ganar).

Pero Guardiola no comía vidrio: sabía ya que Neymar era un jugador de clase mundial. Por eso, le pidió a la dirigencia del Bayern Munich que lo contratara para la temporada que viene. Sin embargo, el presidente del club, Uli Hoeness, según confió el miércoles, desaconsejó la contratación porque “los jóvenes futbolistas brasileños suelen tener grandes problemas de adaptación a la cultura de Alemania y hasta al clima”. En su lugar, el Bayern Munich contrató a Mario Gotze, la estrella del Borussia Dortmund.

Por cierto, no era la primera vez que Guardiola se quedaba con las ganas de dirigir a Neymar. Ya le había pasado en 2011, cuando el Barça inició las negociaciones entre bambalinas que terminaron con la concreción del pase hace apenas una semana.

El OK de Messi. Ya se sabe: es improbable, si no imposible, que el Barça contrate a una súper estrella sin la venia de Lionel Messi. Lo hace, lógico, para evitar cortocircuitos, como los que el mejor futbolista del planeta protagonizó ya con Zlatan Ibrahimovic y David Villa. Contó, hace apenas un mes, Ibrahimovic en la CNN: “Empecé bien en el Barça, pero en un momento Messi comenzó a hablar. Quería jugar de nueve, mi puesto, y no por las bandas, y yo fui sacrificado”.

Pero la egolatría de Ibrahimovic, aunque resulte llamativo, es muy superior a la de Neymar. Por lo pronto, Neymar repite una y mil veces que Messi, y no él, es el mejor jugador del mundo: “Messi es fantástico. Soy muy fan suyo y espero poderle ayudar mucho. Creo que será fácil jugar con él. Es un tipo inteligente, el mejor del mundo. Espero adaptarme a su fútbol lo más rápido posible”. Así y todo, para Silvio Nascimento, editor de deportes de la revista brasileña Veja, ése es uno de los desafíos que deberá afrontar Neymar. “Va a jugar con Messi, así que deberá aceptar sí o sí un papel secundario”, opina en diálogo con PERFIL. Cuando la dirigencia lo consultó hace ya dos años, Messi, según cuenta Balagué, aceptó de inmediato. Ese consentimiento sería inexplicable sin la injerencia de Dani Alves. Resulta que el lateral derecho del Barça es muy amigo de Messi y, a la vez, muy amigo de Neymar, su compañero en la selección de Brasil. Por eso, ya desde 2011, organiza partidos de PlayStation en línea entre ellos para que se conozcan (y, de paso, que Messi no pudiera objetar, llegado el caso, la incorporación del entonces delantero del Santos, de 21 años).

Alves opinó que Neymar va a aligerar la carga de Messi: “Va a ser un alivio porque va ayudar mucho a Messi. Hay veces que falta desequilibrio, algo que quizá Neymar tiene, en comparación con otros jugadores del equipo. Cuando dos jugadores son buenos, se entienden mejor. Juegan en posiciones diferentes. No creo que pudiera haber un problema de incompatibilidad”.

El mismísimo Neymar no piensa, para nada, que sean incompatibles. Dijo su padre y representante, Neymar Senior: “Mi hijo ha elegido el equipo que mejor se adapta a su estilo”. Neymar Junior (que así pidió ya que estamparan sus camisetas) aportó una justificación menos futbolística: “Fue un deseo de mi corazón. Conversé con Dios para que me diese sabiduría y me indicase el camino correcto. Por eso elegí al Barcelona”.

Porque, desde ya, el Barça no era el único club que lo pretendía. También estaba a la caza el Real Madrid. Más: Neymar había pasado una prueba cuando tenía 14 años (después, su padre y representante presionaría a la dirigencia del Santos para que le ofreciera un contrato) y en 2011 hasta había pasado la revisión médica pero, otra vez, se arrepintió enseguida.

Ahora le ofrecía más dinero, según contó su otro representante, Wagner Ribeiro, porque “Florentino Pérez es un apasionado de Neymar”. Pero Neymar –claro que después de que el campeón de España le cediera el ciento por ciento de sus derechos de imagen– prefirió ir al Barça para poder jugar con Messi. Como dijo Ribeiro: “Si Neymar fuese mi hijo, me habría gustado que firmara con el Real Madrid”.

Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil

Archivado en: , , ,

 

 

Opinión