442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
30/12/2014

Racing y un grito que debió esperar 13 años

Diego Milito y Sebastián Saja, dos referentes del Racing campeón. / Fotobaires

En un semestre que asomaba difícil, la Academia pudo reaccionar a los golpes, hizo el click en el momento justo y terminó festejando un título que muchos se lo daban a River. Fotos.

En un campeonato parejo y extraño a la vez, Racing terminó quedándose con el título de campeón y pudo, no sólo romper una sequía de 13 años sin festejos, sino que revirtió un camino que lo conducía a otro final decepcionante.

La llegada de Diego Cocca, un entrenador joven que logró un holgado ascenso con Defensa y Justicia, le daban otro aire al club, que intentaba borrar campañas para el olvido.

Para colmo, la llegada de 11 refuerzos entre los cuales varios compartían el mismo representante (Christian Bragarnik) que el entrenador generaban dudas y hasta se dudó de la ética profesional de Cocca. Jugadores como Gustavo Bou, Marcos Acuña, Facundo Castillón, Nicolás Sánchez, Nelson Acevedo y Leandro Grimi eran mirados de reojo.

Sin embargo, con las vueltas de Diego Milito (campeón con la Academia en 2001) y Ricardo Centurión, más las sumas de Ezequiel Videla, Luciano Lollo y Gastón Díaz, Racing tuvo un auspicioso debut en Florencio Varela ante el ex equipo de Cocca.

Una paliza sufrida en Victoria ante Tigre (0-4), la dolorosa caída en el clásico ante Independiente (1-2) y una derrota en el Cilindro con Lanús (1-3) dejaron al técnico al borde del abismo.

Pero cuando todos pedían la cabeza de Cocca, el equipo hizo un click en la Bombonera y le dio vuelta un partido suspendido a Boca en tan sólo 45 minutos con un doblete de Bou, que empezó a cambiar silbidos por aplausos.

Tras el Bombonerazo, Racing solamente perdió con Atlético Rafaela en un partido que mereció ganar por goleada. A partir de esa décima fecha, la Academia reaccionó, encontró su mejor versión y ganó ocho partidos. Sólo el empate en Bahía Blanca con Olimpo impidió que la racha continuase. Además, de esos últimos nueve encuentros, los albicelestes marcaron 15 goles y recibieron solamente uno.

Cabeza a cabeza con un River que tenía en la mira la Copa Sudamericana, Racing terminó de despegarse a dos fechas del final con un triunfo en su estadio ante los Millonarios. 

La goleada en Rosario ante Central solamente sirvió para dejar en bandeja la consagración, que se dio dos semanas después en un Cilindro que rebalsó de emocionados hinchas, que estallaron con el gol de Centurión ante Godoy Cruz.

Fue un título emotivo y merecido para un plantel de Racing que fue injustamente criticado y subestimado. El desahogo de jugadores como Saja, Milito, Bou, Hauche o Videla dejó en evidencia lo que significó coronar un semestre especial que tuvo sabor a revancha.

Fotos

Archivado en: , , , ,
Clubes:
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión