442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
24/01/2015

Racing: cuando el fútbol se lo comió todo

La familia de Nicolás Pacheco nunca bajó los brazos. // CEDOC.

Ayer se cumplieron dos años del asesinato del periodista Nicolás Pacheco en la sede del club en Villa del Parque. En 2015 comenzará el juicio oral.

A dos años del asesinato del periodista partidario Nicólas Pacheco en la sede que Racing Club tiene en Villa del Parque, su madre Estela, su padre Miguel y su hermano Eloy continúan en la exhaustiva búsqueda de justicia para esclarecer el hecho. Perder a un hijo es una herida que no terminará de cerrar nunca. “El sentimiento es de una profunda tristeza y de un gran dolor. La forma de ser de Nico era única, y es una ausencia que se siente cada día más”, dice Estela.

El miércoles 23 de enero del 2013 Eloy y su hermano Nicólas fueron a la sede del club ubicada en Nogoyá 3045 para comer un asado con otros hinchas. Luego de unas horas, Eloy decidió retirarse porque al otro día debía ir a trabajar. Nicolás, en cambio, prefirió quedarse un rato más para disfrutar la noche. Lo que nunca se imaginó Eloy fue que a la mañana siguiente su hermano aparecería sin vida en la pileta del club. “Me llamó un amigo a las 8 de la mañana para decirme lo que había pasado. Lo que empeoró todo fue que ninguna autoridad de Racing nos llamó para comunicarnos los hechos”, remarcó Eloy.

Dos de los sospechosos vivían en la sede y otros hicieron campaña en 2008 y 2011 para los dirigentes oficialistas.

En la institución siempre se manejó la hipótesis de que fue un accidente, pero la autopsia indicó que a Nicolás lo mataron a golpes. El resultado mostró politraumatismos en todo el cuerpo, fractura de cráneo, contusión y hemorragia encefálica. “Los dirigentes saben lo que pasó, sin embargo, su actitud fue y sigue siendo pasiva y no contribuyen en nada para esclarecer el caso. Todavía estamos esperando el supuesto sumario interno que el club realizó, y ya pasarón 24 meses”, explica Miguel.

Los presuntos culpables del asesinato son cuatro y algunos de ellos están ligados a la facción de los Racing Stones: Enrique Loco Rulet, Aníbal Vaquero Butler, Juan Carlos Turu Rodríguez y Patricio Reynoso Gerson, quien salió sobreseído pero la familia apeló para que también sea juzgado. Dos de los sospechosos vivían en la sede y otros hicieron campaña en 2008 y 2011 para los dirigentes oficialistas.

El caso se encuentra en el Tribunal Oral número 23 de Comodoro Py esperando el juicio oral que se llevará a cabo este año, aunque todavía no tiene fecha establecida. La familia le solicitó al tribunal varias medidas para tratar de completar la investigación que, según ellos, no se realizó como debería haberse hecho.

“Varios miembros de la actual Comisión Directiva vienen de la gestión anterior, por lo tanto no debería ser tan difícil recabar la información necesaria. También es importante que la búsqueda de justicia no la lleve adelante sólo la familia, los amigos o los hinchas de Racing, la institución también debería pregonar esta bandera”, sostuvo Eloy.

Los amigos de la víctima están trabajando para que en la próxima semana se inaugure un nuevo mural en la estación de Floresta, barrio donde nació y vivió Nicólas. También irán a la ex ESMA juntó a gente del Consejo Federal de Derechos Humanos de la Nación (DDHH) para colocar una placa en conmemoración al periodista asesinado. También se armó una campaña en las redes sociales, #JusticiaPorNicolasPacheco, para que los usuarios se sumen al pedido de justicia.

Blanco: “No se va a culpar a nadie”. El caso Pacheco ocasionó problemas en la dirigencia que presidía Gastón Cogorno junto al vicepresidente Rodolfo Molina, lo que provocó, entre otras cosas, la renuncia de los dos directivos. En su lugar tomó la presidencia Víctor Blanco, reelegido hace un mes por los socios de la institución.

Blanco dice que el club no tienen ninguna otra información que no haya salido de la Justicia y afirma que tampoco puede prohibirles el ingreso al estadio a los presuntos culpables. También desconoce si existía un permiso para que se llevara a cabo aquel asado. Eloy, hermano de Nocolás, explica que el permiso existía por parte del presidente de la sede, Rubén Guevara. “La Asamblea en algún momento la vamos a hacer, pero no va a sumar nada, acá la que tiene que investigar es la Justicia. Racing no va a culpar a nadie”, le dijo el presidente de Racing a PERFIL. Actualmente la familia Pacheco también le inició una demanda civil al club.

Esta nota fue publicada en la edición Impresa del Diario Perfil 

Archivado en: , , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión