442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
27/06/2015

En el velorio de su padre, Diego se amigó con Coppola

Dolor. El viernes a las 13, Diego Maradona acompaña el último adiós a su padre. Guillermo Coppola, que había estado el jueves en el velorio, también llevó el féretro. | Movipress

El ex jugador y su antiguo mánager hicieron las paces. Ayer, en el entierro en Bella Vista, coincidieron Rocío Oliva, Claudia Villafañe, Giannina y Jana.

Así como fue la Tota aquella madraza capaz de hacer magia con una cacerola de puchero que alcance para darles de comer a Diego y sus hermanos; fue su padre, Don Diego, el que dio la oportunidad a su hijo para que diera sus primeros pasos en el fútbol. “Había meses que él tenía que ir a pedir plata para poder pagarme el colectivo para que yo pudiera entrenarme. La vida del futbolista no es fácil, lo único que cuenta es la familia”, contó alguna vez Maradona.

Ahí estaba el Diez ayer, caminando cabizbajo sobre el césped del cementerio, rodeado –precisamente– de sus seres queridos, dando su último adiós a Don Diego, quien falleció el jueves pasado, a los 87 años, como consecuencia de una severa insuficiencia pulmonar. Sus restos fueron inhumados en el cementerio privado Jardín de Paz de Bella Vista. La comitiva partió a las 11.30 de una casa de sepelios, ubicada en la calle Tres Arroyos, en el barrio de La Paternal.

Hasta allí, se acercaron varias figuras del mundo del deporte. También, sus hijas Giannina y Dalma, su ex mujer Claudia, y su pareja actual, Rocío Oliva. Don Diego falleció en la Clínica Los Arcos, donde se encontraba internado desde hace tres semanas. El estado clínico había empeorado el miércoles por la noche, y los médicos decidieron llamar a los familiares para que pudieran despedirse de él.

Gracias a toda la gente que se ha comportado diez mil puntos con mi papá, siempre. Se fue hace un ratito. Gracias, también, a los doctores que hicieron todo por dejarlo vivo, pero se fue en paz y con todo el amor de nosotros, sus hijos, que estuvimos todos al lado de él”, decía Maradona a través del programa de Martín Liberman en radio Delta, poco después de conocerse la noticia.

Si bien la relación de amistad y laboral está quebrada desde hace años, Guillermo Coppola estuvo presente. “Hacía tanto tiempo que no nos abrazamos. Era el abrazo pendiente, el cierre de una película que no se sabía dónde se iba a terminar. Repasamos delante de la imagen de Don Diego la película de nuestras vidas. Fue tan emocionante, tan emotivo, en la mayoría de mis historias está Diego y Don Diego”, contó Coppola. Además, señaló que en el velatorio se abrazó con las hijas de Maradona, Dalma y Giannina, así como también con Claudia Villafañe. “Este cierre nos hizo bien a los dos”, agregó.

Menciones. Lionel Messi, quien se encuentra en Chile disputando la Copa América, escribió en su Facebook: “Estamos con vos y tu familia en este duro momento. Un abrazo grande y fuerzas”. En la conferencia de prensa previa al partido con Colombia, el DT argentino, Martino, y Javier Mascherano enviaron sus saludos: “Diego, toda la Selección está con vos”.

Por su parte, José Pekerman, actual director técnico de Colombia, afirmó que nunca olvidará la sonrisa y bondad del padre del Diez. Hubo también un mensaje de Cristina Kirchner, donde expresó su pesar a través de una carta firmada por el secretario general de Presidencia, Eduardo de Pedro.

En las redes sociales, fueron varios los famosos que decidieron dejar su saludo. Marcelo Tinelli, quien subió una foto reciente de Maradona junto a su padre, escribió en su Twitter: “Que descanse Don Diego querido. Fuerza Diego y familia”. “Gracias Don Diego por llevar a DI0S todos los días a los entrenamientos. Gracias Totales y hasta Siempre”, dijo el humorista Nik.

Gabriela Sabatini, escribió: “Querido Diego, te acompaño en este momento y te mando un fuerte abrazo”. Verónica Ojeda, su ex pareja, y madre de otro de sus hijos, quien no estuvo presente, escribió en las redes sociales: “No te digo adiós… sólo te doy las gracias con el corazón en nombre de mi hijo. Y en el mío por tu incondicional apoyo. No te digo adiós, te digo te recuerdo y recordaré siempre”.

Una escena algo violenta se vivió durante el velorio cuando uno de los sobrinos de Diego, conocido como el Chino, quiso entrar y le fue denegado el acceso por pedido de Rocío Oliva. “Le dijeron que no era bienvenido porque era una persona no grata para el momento que vivía la familia”, explicaron en el programa Desayuno Americano. Hace unos días, Vanesa, su mujer, había mencionado una especie de lista negra donde figuraban aquellas personas que no podían ingresar a ver a don Diego en Los Arcos.

(*) Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.

Archivado en: ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión