442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
03/07/2015

El Estadio Nacional, de la dictadura a la final

El Estadio Nacional de Santiago será anfitrión de la final de la Copa América 2015. // CEDOC

El Julio Martínez Prádanos es el escenario deportivo más importante de Chile y mañana será la sede de la final de la Copa América 2015, pero en sus tribunas tiene un triste recuerdo de la dictadura.

El Estadio Nacional Julio Martínez Prádanos es el escenario deportivo más importante de este país y mañana será la sede de la final de la Copa América 2015, pero en sus tribunas tiene un triste recuerdo de la dictadura.

En sus 77 años el Nacional vivió momentos inolvidables, como el Mundial de 1962, y repudiables, como el de convertirse en un centro de detención del régimen militar.

El estadio presenta en la Galería Norte, detrás de uno de los arcos, un sector que no se utiliza y que recuerda con sus tablones originales la estructura que tenía en aquella época, cuando 40 mil personas fueron torturadas salvajemente y algunas hasta fusiladas.

“Un pueblo sin memoria, es un pueblo sin futuro”, se lee en esa parte del escenario deportivo, que queda vacía en los partidos.

Su inauguración se dio en 1938 y desde allí albergó al seleccionado chileno y a importantes citas deportivas, teniendo su punto más glorioso en la final del Mundial de 1962, entre Brasil y Checoslovaquia, con los sudamericanos levantando su segundo título ecuménico.

También se jugaron allí copas América, copas Libertadores, Sudamericanas y el Mundial Juvenil de 1987.

Pero en 1973, y luego del golpe militar que derrocó al presidente Salvador Allende, se utilizaron sus instalaciones para detener y torturar opositores.

Los detenidos en el Estadio Nacional dormían en los camarines y en el salón de la torre, lugares que carecían de camas, con excepción de las dependencias habilitadas para mujeres, que disponían de colchonetas. En 2009, bajo la presidencia de Michelle Bachelet, el Estadio Nacional fue remodelado y su capacidad es de aproximadamente 50 mil espectadores.

Mañana, el Estadio Nacional volverá a vestirse de fiesta para la final de la Copa América, aunque el recuerdo de esos años fatídicos seguirá latente.

Fuente: DyN

Archivado en: , , , ,

 

 

Opinión