442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
16/08/2015

El Lobo se hizo fuerte en el Bosque y ganó un partidazo

El Lobo se impone ante Boca en El Bosque. // Fotobaires (Archivo)

Gimnasia y Esgrima de La Plata lo perdía 2 a 0 ante Argentinos, pero se despertó y lo dio vuelta 4 a 2 ante su gente.

En un partido que lo tuvo todo, goles, destacadas individualidades y emoción hasta la última pelota, Gimnasia y Esgrima La Plata se llevó hoy un triunfo agónico sobre Argentinos Juniors por 4-2, tras haberse retirado al final de la primera etapa perdiendo 2-0.

El colombiano Reinaldo Lenis, a los 28 y 44 minutos de la primera etapa, había adelantado a Argentinos en el marcador, pero la reacción de Gimnasia llegó en el segundo período con los goles de Rodrigo Contreras, Oliver Benítez, Antonio Medina y Ezequiel Bonifacio, a los 22, 39, 44 y 49 minutos, respectivamente.

A los 26 minutos del primer tiempo el arquero de Argentinos Adrián Gabbarini, una de las figuras del encuentro, le atajó un penal al mediocampista uruguayo de Gimnasia Alvaro Fernández.

Gimnasia, de este modo, se recuperó de la caída sufrida hace dos fines de semana ante San Lorenzo, la que le había cortado una racha de once encuentros sin perder, mientras que Argentinos sumó su séptimo partido sin ganar.

Para lo bueno y lo malo, Gimnasia fue el gran protagonista de la tarde. En la primera etapa los dirigidos por Pedro Troglio jugaron mal, y por eso se fueron a los vestuarios 0-2 en el marcador, pero en el segundo capítulo se vio la mejor cara, la que lo llevó a dar vuelta el marcador en los últimos cinco minutos.

Durante los primeros 45 minutos Gimnasia fue un equipo descompensado, que ni siquiera supo aprovechar un penal (que Adrián Gabbarini le atajó a Alvaro Fernández), que sólo vio el árbitro Patricio Loustau.

Las facilidades que dio Gimnasia, especialmente por el sector de Facundo Oreja, le permitieron a Argentinos adelantarse en el marcador gracias a los goles del mejor jugador del primer tiempo, el colombiano Lenis.

Gimnasia revirtió la situación en la segunda parte gracias a la decisión de Troglio de romper el esquema utilizado en la primera etapa. El entrenador desarmó la mitad de la cancha (sacó a Roberto Brum e hizo ingresar a Antonio Medina) y se jugó todo en ataque. Esa movida y la decisión de Argentinos de refugiarse en su campo provocaron que Gimnasia se acercara, primero al empate y luego a la victoria.
Sin embargo, a Gimnasia le costó todo, especialmente porque no desplegó un juego claro y preciso, dado que lo suyo fue ir hacia adelante, y aprovechar pelotazos que comenzaron a resquebrajar la defensa de Argentinos.

A pesar de verse acorralado, Argentinos aguantó el 2-2, pero sobre la hora Gimnasia alcanzó la victoria. El paraguayo Rojas metió una pelota picada al área, Medina no la pudo dominar completamente, Joaquín Laso no supo rechazarla y volvió a caerle al volante, quien definió ante el achique de Gabbarini.

El gol de Bonifacio, derechazo tras aprovechar un rebote en un palo tras un disparo de Javier Mendoza, sirvió para sellar un 4-2, que por momentos no figuraba en los papeles de nadie.

Fuente: DyN

Archivado en: , , ,
Clubes:

 

 

Opinión