442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
05/12/2015

Todo se puso peor el día después

Los espacios liderados por Tinelli y Segura llegaron a un acuerdo y las elecciones serán el próximo 29 de junio. //CEDOC

Profundizaron la rivalidad y desestimaron una lista única. Hoy se reunirán para acordar la fecha de una nueva elección.

Los dirigentes de la AFA lograron lo único que les faltaba hasta aquí: eclipsar el inminente traspaso presidencial entre Cristina Fernández y Mauricio Macri. En un país donde el fútbol es amo y esclavo, la bochornosa elección del jueves, en la que hubo más votos que votantes, fue tema excluyente en oficinas, bares y, por supuesto, en medios y redes sociales. Pero tras el escándalo, el día después sirvió para poner en relieve algunas cuestiones: la relación entre algunos dirigentes se terminó de romper ayer, no habrá lista de unidad y la segunda elección será, indefectiblemente, este mes.

Hoy, en una reunión que mantendrán representantes de Luis Segura y Marcelo Tinelli –podrían ser Matías Lammens y Daniel Angelici– se determinará la fecha exacta. Y aunque suene gracioso, el 28 de diciembre es una de las alternativas que barajan en uno de los lados. Que la inocencia nos valga.

Los dos espacios eligieron diferentes maneras para bajar línea sobre lo que sucedió: mientras que el segurismo armó una conferencia de prensa al estilo CGT, con Segura en el medio y a sus costados Hugo Moyano, Víctor Blanco y Claudio “Chiqui” Tapia; el tinellismo priorizó el lugar donde mejor se maneja: Twitter. Allí, el mismísimo Tinelli, secundado por Lammens y Eduardo Spinosa, dejaron claras sus posturas.

La lista única y la posibilidad de incluir a un tercer candidato, como había reclamado Angelici, son utopías irrealizables.

“No hay unidad posible; representamos dos proyectos absolutamente diferentes para la AFA. Yo sigo queriendo un cambio!!!”, tuiteó Lammens. La ruptura definitiva entre uno y otro espacio la desencadenó la triste frase de Tapia en esa conferencia en modo cegetista. “Hicimos una apertura democrática que no tendríamos que haber hecho”, lanzó, con tono altivo, el presidente de Barracas Central y operador que le juntó los votos del Ascenso a Segura. El cruce no tardó en llegar.

Pero no sólo la retórica distanció a los candidatos. La denuncia del vicepresidente de Independiente Rivadavia, Leonardo López, quien reconoció que lo intentaron sobornar con medio millón de pesos para que votara a Segura, más el sufrimiento del presidente de Excursionistas, Ángel Lozano, completaron el combo. Lozano fue uno de los asambleístas que se retiró del predio de Ezeiza y por el que se debió llamar a un cuarto intermedio. Lo hizo –contó ayer– porque su mujer lo llamó para avisarle que un grupo de personas estaba pintando la fachada de su casa con amenazas. “Cuando me enteré lo que pasó no dudé ni un segundo en irme. Estoy haciendo la denuncia”, declaró anoche.

En la reunión de hoy se intentará resolver el día de los nuevos comicios, como también si acuerdan un cambio en el sistema de recuento. La lista única y la posibilidad de incluir a un tercer candidato, como había reclamado Angelici, son utopías irrealizables.

Y no sólo eso: la posibilidad de concretar las elecciones en las próximas dos semanas es prácticamente inviable. La razón, por más que muchos la hayan olvidado, es simple: el presidente de River y vice de AFA, Rodolfo D’Onofrio, estará en Japón con su club por el Mundial de Clubes. “Una opción puede ser el 28”, le deslizó a este diario un ladero de Tinelli. En el Día de los Inocentes, todo puede volver a pasar.

Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.

Archivado en: , , , , , , , , , , , , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión