442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
19/12/2015

El secreto mejor guardado: cómo jugarle al Barcelona

Máquina. Sin sus dos grandes figuras, el Barça mostró su tercera carta, Luis Suárez, y ganó la semi con facilidad. //Cedoc

Gallardo intentará lo que pocos técnicos pudieron: doblegar al mejor equipo de la historia. ¿Cuál debe ser el plan? ¿A quién marcar? Siete entrenadores dan sus opiniones.

El partido soñado para los hinchas, los jugadores y el técnico de River puede convertirse, de acuerdo con el resultado, en un partido inolvidable. El de mañana quizá sea –y aquí es donde se dispara una discusión sin fin– el encuentro más importante de la historia del fútbol argentino a nivel clubes. Por instancia, pero sobre todo por el rival que está enfrente: un Barcelona que ya tiene su década ganada y la etiqueta del mejor equipo de todos los tiempos.

Entonces, en este escenario, a horas de salir a cumplir el sueño, la pregunta surge indefectiblemente: ¿cómo puede ganarle River? ¿Qué tiene que hacer? ¿Hay algún plan perfecto? Mientras los medios españoles y las casas de apuestas dan por descontado que el equipo de Luis Enrique ganará la final sin sobresaltos (por cada dólar apostado, River paga hasta ¡15 dólares!, mientras que el Barça apenas ofrece 1,10), varios técnicos consultados por PERFIL esbozaron, a kilómetros de distancia de Japón, cuál puede ser la receta para dar la sorpresa.

“Hay tres claves: tapar los costados; que las tres líneas estén juntas, en cuarenta metros; y que River se ocupe de que el Barcelona no tenga la pelota, porque si la tiene, te mete adentro del arco”, opina Reinaldo Merlo, emblema riverplatense en los ’70.

El de mañana, quizá sea el encuentro más importante de la historia del fútbol argentino a nivel clubes.

A pesar del favoritismo casi unánime del que goza Barcelona, Miguel Angel Russo remarca que es “optimista”, al menos en la antesala de la final. “Porque en momentos cruciales, River sacó algo más. En finales y también en partidos definitorios, como contra Boca”, explica.

Como colaborador de José Pekerman, Hugo Tocalli estuvo sentado al lado de Lionel Messi en aquel Mundial de Alemania 2006, cuando la Pulga no entró contra la selección local y su imagen de fastidio recorrió el mundo. Quizá porque lo conoce desde chico, y porque vio cómo creció junto con la camiseta azulgrana, se ríe cuando este diario le pregunta la fórmula que debería aplicar Gallardo para ganar mañana. “Habría que hablar con un mago”, suelta. Pero enseguida enumera las cuatro palabras que él considera indispensables, al menos como para tener alguna probabilidad de triunfo: “Entrega, acción, actitud y concentración”. Y sobre la última deja una advertencia: “No puede tener las distracciones que tuvo en el primer tiempo contra los japoneses”. Si Balanta calcula mal un cierre, o si la defensa sale sin coordinación, como sucedió contra el Sanfrecce Hiroshima, para Tocalli River no tendrá chances.

Fiel a su estilo, Caruso Lombardi apostaría al catenaccio para tratar de diluir el talento y el poderío catalán: “Jugaría con dos volantes bien por afuera, para que los marcadores de punta no suban. Tres en el centro, y un punta”, dice. Y agrega, como para completar el combo: “Apostaría mucho a las pelotas paradas. Salvo Piqué, de ellos nadie cabecea”.

Nery Pumpido coincide en algo: la batalla que tendrá que ganar River para aumentar sus chances estará en la mitad del campo: “Ahí es donde tendrá que ejercer presión y tratar de robarle la pelota. No lo puede esperar muy atrás porque el Barcelona es un equipo con mucha paciencia, que quizá tarde, pero va a penetrar a la defensa”, especula Nery, arquero campeón del mundo con River en 1986. Américo Gallego, uno de sus compañeros en aquel equipo dirigido por Héctor Veira que le ganó al Steaua Bucarest, de Rumania, sintetiza la receta al máximo: “Hay que atacarlos y cortarle el circuito a Busquets”, comenta.

El jugador clave varía según el DT. Para Merlo es Iniesta: “Hay que hacerle marca especial, pero no hombre a hombre. Busquets distribuye bien, pero Iniesta es el que te hiere”.

Tocalli y Angel Cappa acuerdan que River puede acortar la distancia de nivel por el temperamento del jugador argentino. Aunque Cappa es más drástico: “Si Barcelona está en un día normal, las chances de River son mínimas”, especula. Para Caruso Lombardi, Gallardo y sus jugadores tienen que apostar a neutralizar a Luis Suárez: “Con Messi y Neymar al 50 por ciento, él es la clave. Los que están en el banco de suplentes son todos medio pelo”.

Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.

Archivado en: , , , , , , , , , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión