442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
09/04/2016

Fútbol para Todos: un escape en puntitas de pie

El fútbol argentino vive etapas decisivas respecto a su televisación. // Cedoc.

El Gobierno quiere terminar su vínculo con la AFA, pero sin hacer ruido ni pagar el costo político. Angelici empezó la tarea y ya tuvo oposición.

Minimizar el costo político. Esa es la cuestión. Con la decisión ya tomada de terminar con el Fútbol para Todos, el Gobierno buscó ayer, mediante el presidente de Boca, Daniel Angelici, convencer a los principales dirigentes de los clubes de que hay que rescindir y renegociar en los próximas días los derechos televisivos que desde 2009 posee el Estado. Si la AFA anuncia una ruptura unilateral como propuso Angelici, el golpe para el macrismo no dolerá tanto.

Angelici llevó el mensaje a la reunión improvisada que se armó a las apuradas el jueves, cuando el presidente de la AFA, Luis Segura, empezó a llamar para convocar a una mesa que finalmente integraron 12 directivos. El presidente de Boca tomó la palabra y anunció el plan, que fue rechazado por la mayoría de los presentes.

Claudio Chiqui Tapia y Hugo Moyano lideraron esa oposición. Y Matías Lammens, que no pudo asistir porque estaba viajando a Mendoza con el plantel de San Lorenzo, dejó en claro su postura a la tarde: “No estoy de acuerdo con rescindir. Me parece una locura. Hay un montón de formas para que siga la transmisión gratuita y que el Estado tenga que erogar menos dinero. Desarrollar un servicio de HD o de streaming, por ejemplo”, dijo Lammens a PERFIL.

Las diferencias entre unos y otros no tienen que ver con el qué, sino con el cómo y el cuándo. Buena parte de los que estuvieron ayer en Viamonte 1366 sabe que la privatización de la televisación del fútbol es, a esta altura, algo difícil de eludir.

Pero buscan variantes: mientras que el Gobierno apura una rescisión rápida y apuesta a la estadounidense Turner, que ya recibió en la Casa Rosada –dos representantes de Turner Latinoamérica se reunieron primero con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y después con el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, y el coordinador de FpT, Fernando Marín–, el grupo que lidera Chiqui Tapia busca postergar la decisión para después de las elecciones de la AFA, programadas para el 30 de junio.

Angelici relativizó las diferencias por las fechas al alegar que el Comité Ejecutivo, gane quien gane en junio, será el mismo que en la actualidad. “Pero no es lo mismo que el presidente de la AFA seas vos o que sea otro”, lo cruzaron para invalidar su tesitura. La jugada que busca articular el Gobierno, con Angelici como portavoz, es que se licite en mayo.

Y que, en lo posible, el ganador procure televisar el fútbol de manera abierta hasta 2019, algo que casi todos consideran un infantilismo: lo recaudado por la publicidad privada que el FpT abrió en febrero es bastante menos de lo esperado. “Queremos participar del proceso licitatorio. Lo está impulsando, en principio, Fútbol para Todos y nos tenemos que juntar con ellos para ver”, comunicó ayer Segura.

La lista de supuestos oferentes es más extensa que la que circuló en un principio. A Turner, el Grupo Clarín, Telefe, Fox Sports, IMG y MediaPro se agregaron dos interesados más, según dijeron a este diario dos dirigentes que estuvieron en la reunión de ayer por la mañana. Uno sería un grupo árabe que acercaría el representante Marcelo Simonian, y otro, el grupo del empresario uruguayo Paco Casal, dueño de los derechos televisivos de todo el fútbol uruguayo, y quien se había interesado en el FpT en 2011. Su mala relación con Julio Grondona hizo que desestimara su intención.

Otro que se anotó ayer, al menos mediáticamente, fue un viejo conocido de la pelota privatizada: “Creo que mis conocimientos serían importantes. Es por eso que me interesa entrar en el negocio del fútbol”, avisó Carlos Avila, ex dueño de Torneos, al programa Deportivo Télam. Cuando la fruta es jugosa, lo que nunca falta son interesados en saborearla.

Podria haber un paro. El diálogo había entrado en tensión. Angelici, a quien estaban acusando de defender los intereses de Mauricio Macri por sobre los de la AFA, esquivaba los golpes retóricos por su doble faceta de presidente de Boca y de operador del gobierno nacional. “Yo, cuando entro en la Rosada, defiendo a los clubes”, aseguró. Hubo un silencio. Y el presidente de Independiente, Hugo Moyano, rápido para los cruces verbales, reavivó su rivalidad con una frase que generó la risa: “Mirá que Carrió no piensa lo mismo, ¿eh? Te la vamos a traer acá a ver qué le decís”.

Ese ida y vuelta entre un grupo mayoritario de directivos y el Gobierno, representado allí por Angelici, más allá de la anécdota terminó con una amenaza que el martes puede concretarse. Los dirigentes anunciaron que si el Gobierno no gira el dinero del FpT correspondiente a marzo, el próximo fin de semana no habrá fútbol.

La excusa del Ejecutivo para demorar el pago fue que diez clubes no enviaron un documento en el que debían informar la situación de deuda que tienen con la AFIP y otros organismos del Estado. En la AFA se tomó eso como una extorsión, que tiene como fin promover un escenario para rescindir el vínculo entre el Estado y el fútbol argentino.

No nos vamos a dejar extorsionar por este gobierno. Sabemos que cumplimos con lo que nos pidió, y también sabemos que si no hay fútbol se va a empezar a hablar de los temas importantes”, aseguró a PERFIL un dirigente que estuvo en la reunión de ayer.

(*) Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

Opinión