442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
12/08/2016

Del Potro: “Es el momento más feliz de mi carrera”

Juan Martín Del Potro se cruzará con Rafael Nadal en semifinales. // AFP

El tandilense no pudo ocultar su felicidad por los logros obtenidos en Rio 2016: “Lloro todas las noches, no sé cuánto va a aguantar mi corazón”, confesó.

Se paró enfrente de los micrófonos y la fluidez de su voz no fue la misma que tuvo su derecha en todo el partido que le ganó al español Bautista Agut para meterse en las semifinales de los Juegos Olímpicos Río 2016.

Juan Martín Del Potro está viviendo un momento soñado y que lo está viviendo más intensamente que nunca. “Vengo llorando todas las noches, no sé cuánto más va a aguantar mi corazón”, dijo minutos después del pase a semifinales.

“Me gustaría estar en Argentina para poder sentir de cerca todo ese afecto que me está llegando”, confesó el argentino. “Es muy emocionante todo lo que estoy pasando, la gente me está haciendo emocionar mucho adentro de la cancha. Dentro de la cancha trato de dar lo que tengo y a veces no alcanza y ellos me hacen sacar un plus. Después es muy difícil aguantar esas emociones y más cuando uno gana”, explicó un Del Potro conmovido como pocas veces.

¿Soñar con la final? “No, por supuesto que no, ya estaba imaginando el asado que me iba a comer en Tandil”, mientras esbozaba su primera sonrisa. Pero tras el batacazo ante Djokovic, en primera ronda, todo cambió: “Pero después fui viendo día a día a mis rivales. Ayer, cuando vi que jugaba contra Müller o Bautista ya me asusté. Hoy ya sabía que cuánto menos piense en Rafa, para mi cuerpo va a ser mejor”.

A la hora de explicar las claves de su victoria ante Bautista Agut: “Lo de hoy fue un esfuerzo mental y físico tremendo hasta que no pude contener las lágrimas. Mi cuerpo viene sosteniendo todo este trajín”. Respecto al cruce con Nadal, aseguró que “él tiene todas las de ganar”.

Pero la mejor definición llegó al final: “Es muy difícil compararlo con algo, en el US Open viví cosas muy fuertes, pero fue un solo día, el de la final. Acá vengo día a día, llorando todas las noches, no sé cuánto va a aguantar mi corazón. Es muy difícil expresarlo con palabras“.

(*) Enviado especial a Río 2016.

Archivado en: , , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión