442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
31/03/2018

La copa más emotiva llegó a Buenos Aires

Reconocimiento a los campeones del mundo en 1978 y 1986. //Facundo Iglesias

En su recorrido planetario, el trofeo más deseado tiene su escala en Argentina y los campeones del mundo de 1978 y 1986 la tuvieron en sus manos.

La Copa del Mundo está ahí nomás, al alcance de la mano. Y no depende de resultados ni de nerviosas series de penales. Brilla sobre un pedestal, a la espera del click. El trofeo más preciado del fútbol llegó a la Argentina y se exhibe este sábado en La Rural. Se trata de la escala local del recorrido global que ya lleva seis meses y que, por supuesto, terminará en Rusia. Pero antes de llegar a La Rural, la copa pasó por el predio de la AFA en Ezeiza, donde fue recibida por los campeones mundiales.

Fue una jornada con mucha emoción. Porque hubo estrellas del ‘78 y del ‘86, y hubo también espacio para recordar a los que ya no están. Rubén Galván y René Houseman, que integraron el plantel de la Selección campeona con el Flaco Menotti, fallecieron este mes, con una semana de diferencia. Por eso su recuerdo fue permanente. Cada uno de los que hablaron en la ceremonia evocaron al Negro y al Loco.

Claudio “Chiqui” Tapia, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, aprovechó el momento para hacer un balance de su gestión: “Hoy cumplimos un año de gestión. La AFA y la selección argentina estaban en una situación realmente muy mala. Hace un año no teníamos autoridades, estábamos en zona de repechaje en las Eliminatorias y Messi estaba suspendido. Hoy tenemos ilusión. Al Mundial lo tenemos que ganar entre todos”.

El momento más intenso fue cuando descubrieron la copa. Sobre un pedestal, dentro de un cubo vidriado, David Trezeguet y Mario Kempes fueron los encargados de subirle el telón. El Matador la tomó, la besó y la levantó, como el 25 de junio del ‘78 en el Monumental. “Me siento muy orgulloso de poder estar compartiendo esto nuevamente con mis compañeros del 78 y con los campeones del 86 –reconoció Kempes–. Tenemos dos estrellas en esta camiseta y deseamos la tercera. Ojalá sea pronto, Argentina tiene jugadores increíbles”.

Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Opinión