442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
30/08/2018

Adriano y una cruda confesión sobre su adicción

Adriano (Brasil). Con problemas extrafutbolísticos. Dunga dijo darle una oportunidad que el jugador "no aprovechó".

El exdelantero brasileño reconoció que sufrió mucho tras la muerte de su padre y cayó en una profunda depresión. “En Inter llegaba borracho a los entrenamientos”, declaró.

Adriano tenía todo el potencial para ser uno de los mejores delanteros del mundo pero la muerte de su padre en agosto de 2004 marcó un antes y un después en su prometedora carrera producto de una profunda depresión que poco a poco lo llevó a hacerse adicto al alcohol y perder el foco de sus objetivos.

“Sólo yo sé cuánto sufrí. La muerte de mi padre me dejó un vacío enorme, acabé sintiéndome muy solo y me aislé cuando murió. Fue lo peor. Me vi solo, triste y deprimido en Italia, y es cuando empecé a beber”, confesó el brasileño de 36 años en una entrevista con la revista de su país R7.

El goleador surgido en Flamengo ya deslumbraba con su potencia física mezclada con buena técnica desde las juveniles de la selección brasileña y rápidamente los grandes clubes europeos posaron los ojos sobre él. Con 19 años fue transferido al Inter, donde tuvo varias etapas con distinto éxito y muchos problemas extradeportivos, que se potenciaron tras la pérdida de su papá.

“Sólo me sentía feliz bebiendo, todas las noches. Bebía todo lo que me ponían delante: vino, whisky, vodka, cerveza. Mucha cerveza. No paraba de beber y tuve que dejar el Inter”, se sinceró Adriano sobre la odisea que vivió en Milán.

“No sabía cómo disimularlo, llegaba borracho por la mañana a los entrenamientos. Me presentaba aunque estuviese borracho del todo. Entonces me llevaban a dormir a la enfermería y decían a la prensa que sufría dolores musculares“, comentó sobre el estado en el que llegaba a las prácticas.

Cabe recordar que Adriano fue verdugo de la Selección Argentina en la Copa América de Perú 2004 con un gol en el epílogo de la final que igualó el partido 2-2 y provocó la definición por penales que luego quedaría en manos de la Verdeamarela ante el equipo de Marcelo Bielsa.

 

 

Archivado en: , , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión