442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
10/11/2018

El inhibidor de drones para evitar el “Fantasma de la B”

El "Fantasma de la B" apareció colgado de un dron en la serie por la Copa Libertadores del 2015.

Este Boca-River será el partido más vigilado de la historia y buscarán que no se repita la cargada del 2015. Habrá 2 mil policías y un globo aerostático “omnipresente”.

El partido más importante de la historia del fútbol sudamericano tendrá un mega operativo de seguridad, y eso que en La Bombonera habrá sólo hinchas locales. La Superfinal entre Boca y River será resguardada por 2 mil efectivos y tendrá algunas curiosidades como un inhibidor de drones y un globo aerostático “omnipresente”.

El Ministerio de Seguridad y Justicia del GCBA y el Ministerio de Seguridad de la Nación unirán fuerzas para procurar que todo se desarrolle con normalidad, consignó Infobae.

Desde los organismos de seguridad decidieron no retirar efectivos de los barrios, por eso, los policías que estarán en el evento participarán como adicional al servicio habitual. Los agentes intervinientes que estarán a cargo son policías de la Ciudad, agentes de tránsito, bomberos de la Ciudad y personal del SAME, Defensa Civil y Prefectura Naval Argentina.

Llegando a La Bombonera habrá tres anillos preventivos de seguridad. Es fundamental que los que acudan al estadio cuenten con DNI y entradas oficiales. Las puertas del estadio se abrirán a las 13, aunque el operativo arrancó a las 8.30.

El primer control, a ocho cuadras, se encargará de los trapitos y de pedir carnet de socio y cachear a todos los que pretendan pasar. En el segundo, a 400 metros y a cargo de la Policía de la Ciudad, se realizarán los operativos de Tribuna Segura, solicitando DNI. Allí deberían quedar los barras y los objetos no permitidos, como los paraguas, ya que pese a la amenaza de lluvia solo se podrá ingresar con piloto. El tercer punto estará a 100 metros y en manos de la seguridad privada, con cámaras de reconocimiento facial.

Pero las mayores novedades estarán en el plano tecnológico: a las cámaras de seguridad y un sistema para mejorar las comunicaciones, se sumará un mecanismo de visualización montado en un globo aerostático que cuenta con cámaras tanto para uso diurno y nocturno, transmitiendo en tiempo real con un generador propio de energía. Tiene la capacidad de elevarse 300 metros, con un ángulo de visión de 360° que permite identificar y seguir objetos en distancias mayores a dos kilómetros y reconocimiento facial en distancias de hasta cuatro kilómetros. Este será un ensayo para el artefacto, pensado para utilizarse en el G-20.

Por último, se utilizará un inhibidor de drones con alcance sobre el estadio y sus alrededores. La idea es evitar provocaciones como la del fantasma de la B que apareció sobrevolando la cancha en 2015.

Archivado en: , , , , , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión