442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
27/11/2018

Boca reforzó su teoría y demoró el fallo en Luque

Angelici y los abogados de Boca reforzaron su pedido a la Conmebol con nuevo material. // Telam.

El Tribuna de Disciplina aún no comunicó su decisión sobre la Superfinal porque analiza la nueva presentación del Xeneize. Quieren reforzar la postura de la descalificación.

En la tarde del martes la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF-Conmebol) informó que se demorará la comunicación del fallo que determinará si se juega o no la revancha de la Superfinal entre Boca Juniors y River Plate. El motivo es la ampliación del expediente por parte del Xeneize, a través  del cual pidieron la descalificación de su rival de la competencia.

Los abogados de Boca que viajaron a la sede de Conmebol en Luque llevaron una carpeta nueva con 46 folios, información con la que buscan respaldar su pedido para la aplicación del artículo 18 y conseguir los puntos de la revancha que quedó en suspenso.

En el nuevo documento, al que tuvo acceso La Nación, Boca refuerza su postura sobre cómo de accionar el Tribunal de Disciplina: aplicar el mismo criterio que en 2015 cuando descalificó al equipo que preside Daniel Angelici por la agresión que sufrieron los jugadores de River en la Bombonera.

“Las lesiones sufridas por los jugadores de Boca fueron incluso más graves que las lesiones sufridas por jugadores de River en 2015. Disputar el partido en una semana o diez días después de haber vivido esta incertidumbre y barbarie implicaría una clarísima desventaja deportiva para nuestro club”, destaca el Xeneize en su nueva presentación.

Además, según consignó Alejandro Casar González, el escrito presentado por Angelici aclara que “el partido, si se jugara, no sería el mismo. Siguiendo la postura de River y que fuera admitida por el Tribunal de Disciplina en 2015, el partido no puede ni debe continuar“.

Junto con la información en papel, Boca presentó material audiovisual en el que asegura se acreditan las agresiones que sufrió el micro en las inmediaciones y la entrada al Monumental. A ello le sumaron la documentación que constata las lesiones y malestares sufridas por los futbolistas luego del ataque e informes de Iván Tcherkaski, psicólogo del plantel que encabezan los Barros Schelotto.

Respecto a la responsabilidad que le atribuye a River, Boca argumenta en el escrito que “ha quedado demostrado que los autores del hecho fueron simpatizantes del CA River Plate, por lo cual resulta objetivamente responsable dicho club por todos los incidentes ocurridos”.

En otro de los puntos de la documentación la dirigencia de Boca habla de la reincidencia de River en faltas disciplinarias y que ha recibido reiteradas sanciones por distintos motivos, como el uso de pirotecnia y bengalas en varios partidos.

En la presentación, Boca asegura que los incidentes no sucedieron solo fuera del anillo de seguridad, sino que continuaron durante el trayecto del ómnibus e incluso dentro del vestuario, donde la delegación completa vivió largas horas de angustia.

La Conmebol confirmó hoy que la final entre River y Boca por la Copa Libertadores se jugará en el exterior, indicó que el partido se disputará “entre el 8 y 9 de diciembre”, pero no en Argentina, y aclaró que aún no se definió el escenario, ni si tendrá público de ambas parcialidades.

Lo que si dejaron claro es que el fallo saldrá a la luz este miércoles por la mañana.

 

 

Opinión