442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
31/10/2018

Condenan a un campeón del mundo cercano a la mafia

Vincenzo Iaquinta, condenado por presuntos vínculos con la mafia calabresa. //AFP

Vincenzo Iaquinta fue declarado culpable de posesión irregular de armas de fuego para favorecer los negocios de la mafia calabresa conocida como Ndrangheta.

El ex futbolista italiano Vincenzo Iaquinta, integrante del plantel que ganó el Mundial 2006 en Alemania, fue condenado a dos años de prisión por vínculos con un grupo mafioso, en un juicio que involucró a 149 acusados.

Iaquinta, de 38 años, fue declarado culpable de posesión irregular de armas para favorecer los negocios de la “Ndrangheta”, un grupo mafioso que lleva adelante sus actividades en Calabria, la región del sur de Italia en la que nació el ex jugador.

Según el diario deportivo Gazzetta dello SportIaquinta tenía dos armas que le guardó a su padre Giuseppe, a pesar de que tenía una prohibición de posesión de armas de fuego debido a sus presuntos vínculos con la mafia.

En el mismo juicio, el tribunal de Reggio Emilia consideró que Giuseppe Iaquinta, el padre del futbolista, era miembro pleno de la “Ndrangheta” y fue condenado a 19 años de prisión.

Tanto padre como hijo gritaron por su inocencia y salieron furiosos del recinto. “Han arruinado mi vida”, remarcó Iaquinta a las cámaras una vez conocida la sentencia.

“En nuestra familia, ni siquiera sabemos qué significa el nombre ‘Ndrangheta’. Gané un Mundial y estoy orgulloso de venir de Calabria. Pero no hicimos nada porque no tenemos nada que ver con la ‘Ndrangheta'”, añadió el ex futbolista de Juventus y Udinense.

Más allá de la condena, es poco probable que Iaquinta termine en la cárcel, debido a que las sentencias de hasta tres y cuatro años se pueden cumplir fuera de una prisión, ya sea a través de trabajos comunitarios o bajo arresto domiciliario. Además, la condena puede ser apelada en dos instancias superiores.

Fuente: DPA

IP

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Opinión