442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
05/03/2019

La caída del Rey: ¿Qué implica la debacle del Real?

Modric y el Real viven un mal momento. // AFP.

En una semana de pesadilla, el equipo blanco perdió la esperanza de ganar los tres trofeos más importantes. Los héroes están fatigados y el equipo de Solari se muestra irregular.

Sin Zinedine Zidane y sin Cristiano Ronaldo, el Real Madrid cayó en octavos ante el Ajax tras más de 1.000 días en lo alto del firmamento europeo, como vigente triple campeón de la Champions League. Fue el punto culminante de una debacle en la que el gigante blanco terminará 2019 sin trofeos mayores.

Zidane, el arquitecto de las tres copas consecutivas, lo vio venir. Al decidir partir cuando el equipo estaba en la cima, tras la tercera Orejona dijo que el equipo tenía «la necesidad de cambiar«.

Pero excepto la salida a la Juventus del gran líder Cristiano Ronaldo, máximo goleador de la legendaria historia blanca, casi no ha habido cambios. El equipo conservó el mismo esqueleto, poblado de jugadores hartos de ganar trofeos, pero con falta de hambre y eficacia tras la marcha de CR7.

«Cuando los goles no llegan, las cosas se te escapan de los dedos«, señaló el capitán Sergio Ramos este sábado tras el Clásico perdido ante el Barcelona en Liga (1-0).

En una semana de pesadilla, el equipo blanco perdió la esperanza de ganar los tres trofeos: eliminado en semifinales de la Copa del Rey ante el Barcelona (3-0), relegado a 12 puntos del líder azulgrana en Liga y eliminado por el Ajax en Champions, ‘su’ competición, la que ha ganado en 13 ocasiones.

Llega la hora de las preguntas. ¿Tiene razón el club al invertir más de 500 millones de euros en la reforma del Santiago Bernabéu, que pasará a tener un techo, en lugar de comprar estrellas?

Tras años llevándose a los jugadores más prestigiosos del mercado, ¿ha sido correcta la actual política de fichar jóvenes por pulir (Vinicius, Rodrygo, Brahím, Odegaard…)?

El presidente Florentino Pérez, único candidato a su propia sucesión en 2017, no parece amenazado en lo inmediato. Pero los socios podrían solicitarle cuentas a medio plazo, tras un periodo dorado que ha visto al Real Madrid llevarse cuatro de las cinco últimas ediciones de la Champions. Tras la eliminación de este martes, será la primera vez que el gigante no estará en semifinales desde 2010.

A todos los niveles, la ‘Casa Blanca’ vive una temporada para el olvido, que comenzó con el drama de Krasnodar, en Rusia, donde estaba Julen Lopetegui, entonces seleccionador español, cuando se anunció su nombramiento como técnico. A continuación la Federación Española decidió que no dirigiera a la Roja en la Copa del Mundo.

La ‘era Lopetegui’ comenzó con una desilusión en la Supercopa de Europa contra el Atlético, una derrota 4-2 tras la prórroga.

El técnico vasco creía que podía paliar la salida de Cristiano Ronaldo con un ataque colectivo alrededor de Karim Benzema y Gareth Bale, los otros miembros de la exitosa BBC.

Pero la marcha del equipo no le dio la razón. Estuvo ocho horas sin marcar y la confianza de la directiva se acabó tras una goleada 5-1 en el Clásico contra el Barcelona de la primera vuelta, a finales de octubre. Le sustituyó Santiago Solari, que era el técnico del filial.

Pérez esperaba con esta decisión reproducir el éxito de Zidane, que llegó del equipo B en enero de 2016, sustituyendo a Rafa Benítez, para meses después ganar la primera de las tres Champions que consiguió.

Pero los héroes están fatigados y el equipo de Solari se muestra irregular, a pesar de lograr el Mundial de Clubes en diciembre.

Al final, tras una semana fatídica, el equipo blanco ha tocado fondo. Para la historia quedará un conjunto de leyenda, capaz de ganar cuatro Champions en un lustro, tres consecutivas, digno del Real Madrid que ganó las cinco primeras Copas de Europa (1956-1960).

Llega la hora de la reconstrucción, aunque el final de temporada se hará largo a un equipo que no tiene objetivos.

Cuando se cierre el curso, el Real Madrid tendrá que volver a mover ficha en el gran mercado. Bale, Marcelo o Isco tienen todas las papeletas para salir. Queda saber quiénes volverán a ilusionar al Bernabéu. Eden Hazard (Chelsea), Neymar y Kylian Mbappé (París SG) ocupan los primeras posiciones en las quinielas.

Además está la cuestión del entrenador que normalmente sustituirá a Solari, que empezó como interino pero renovó hasta 2021. El abanico de candidatos es amplio, sin excluir el regreso de Jose Mourinho, muy interesado, que ya dirigió al equipo entre 2010 y 2013.

«Este club tiene y siempre ha tenido más candidatos que Julia Roberts», ironizó el martes Solari, en una rueda de prensa en la que el Balón de Oro Luka Modric avisó: «Creo que al Real Madrid siempre le damos por muertos y siempre vuelve».

CV y AFP

Archivado en: , , , , , , , , , , , , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión