442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
23/07/2019

Gallardo busca saldar otro pagaré de River

Marcelo Gallardo se convirtió en el DT más exitoso de la historia de River. / @CARPOficial

Siempre que el Millonario fue campeón de América, al año siguiente no pudo pasar la segunda fase de la Copa. El Muñeco quiere hacerle frente a esa estadística.

River empieza a defender el título de campeón de América en series de mata-mata. Este martes juega el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores frente a Cruzeiro.

Un dato estadístico le da otro matiz al desafío copero del equipo de Marcelo Gallardo. Cada vez que River fue campeón, al año siguiente se fue de la Copa en la primera instancia de la segunda fase.

En 1987 clasificó directo a la segunda fase, un equivalente de las semifinales, aunque con otro grado de complejidad.

Lee también: Paredes, la sorpresa de Gallardo en la Copa Libertadores

El viejo formato de la Libertadores programaba dos grupos de tres equipos cada uno. Los ganadores de cada zona se enfrentaban en la final. A los dirigidos por Carlos Timoteo Griguol les tocó el B, junto a Independiente y Peñarol.

La segunda colocación les impidió jugar el partido decisivo con América de Cali. Finalmente, Peñarol terminaría coronándose campeón.

Diez años más tarde, el equipo de Ramón Díaz inició la Copa en octavos de final. En su camino se cruzó el Racing de Alfio Basile.

Lee también: “Gallardo es el mejor DT de la historia de River”

La Academia dio el golpe y eliminó al multicampeón equipo de River. Lo sacó del torneo tras vencerlo por penales en el Monumental.

La última vez que River jugó octavos de final como campeón defensor fue en 2016. El asunto parecía sencillo, del otro lado estaba el “ignoto” Independiente del Valle.

Tras perder 2 a 0 en la ida disputada en Quito, el equipo de Gallardo tuvo un muy buen desempeño en el partido de vuelta, disputado en Núñez.

Ganó 1 a 0 (gol de Lucas Alario) y ese resultado no le alcanzó. La diferencia debió haber sido mayor, por lo menos suficiente para meterse en cuartos de final.  La culpa la tuvo el arquero paraguayo Librado Azcona. Fue el verdugo del Millonario como más tarde lo sería de Boca. En semifinales, los ecuatorianos eliminaron al equipo de Guillermo Barros Schelotto.

Gallardo es un entrenador especialista en levantar pagarés, deudas fubolísticas históricas que en River abundaban hasta la llegada del Muñeco. El DT que modificó la esencia perdedora en torneos continentales, ahora tiene la chance de desterrar un nuevo maleficio.

AM

Archivado en: , , , , , ,
Clubes:
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión