jueves 16 de septiembre de 2021
Perfil

FúTBOL | 26-10-2020 14:09

El lado oscuro de Macri como presidente de Boca: pases sospechados y un divorcio que le habría costado "ocho palos verdes"

Su hermano le dedica un capítulo de su libro a su paso por el Xeneize para describir el comienzo de su relación comercial y personal con Gustavo Arribas y su polémico método para la transferencia de jugadores al exterior.

Los más críticos de Mauricio Macri aseguran que el ex presidente de la Nación le debe gran parte de su carrera política a Carlos Bianchi, quien como entrenador de Boca puso al club en la cúspide mundial durante su gestión y el éxito deportivo en un club de semejante magnitud fue el trampolín perfecto para lanzarse como candidato a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y empezar a desandar el camino que en 2015 lo encontró en la Casa Rosada.

Pero así como la política está llena de sospechas y cuestiones turbias, el fútbol no está exento de esta triste realidad argentina y en el libro de su hermano Mariano Macri, escrito por el periodista Santiago O’Donnell y que tanto ruido mediático generó en los últimos días tras la divulgación masiva en las redes sociales de su versión digital, quedan expuestas polémicas transferencias de jugadores, su vínculo con Gustavo Arribas y su divorcio millonario con Isabel Menditeguy.

“En su década como presidente de Boca (1995-2005), además de los éxitos deportivos a partir de la contratación del entrenador Carlos Bianchi en 1998, Macri forjó su relación con uno de sus colaboradores de máxima confianza, “el Negro” Gustavo Arribas, experto en compraventa de jugadores y, sobre todo, en realizar dichas transacciones eludiendo al fisco”, comienza el capítulo dedicado a su presidencia en el club de la Ribera.

Los párrafos siguientes dan más detalles de cómo fue creciendo la relación comercial y personal entre Macri y Arribas, ex titular de la AFI y acusado de espionaje ilegal, destacado en ese entonces entre sus pares por inventar la modalidad de “ventas trianguladas en paraísos fiscales, en su caso, a través del Deportivo Maldonado de Uruguay y del Lucarno de Suiza, clubes de segunda y tercera categoría en los que jugadores recalaban un tiempito sin llegar a debutar, por un precio que terminaría siendo ficticio y aprovechando las ventajas impositivas que ofrecen esos países de tránsito, antes de aterrizar en sus destinos verdaderos, grandes clubes de Brasil y Europa, que pagaban por los fichajes una suma muy superior a la recibida por los clubes de origen”.

Entre los pases de futbolistas sospechados, ya sobre el final de su mandato aparece el de su amigo Carlos Tevez, vendido al Corinthians de Brasil, supuestamente por 15 millones de dólares: “El pago realizado por una empresa radicada en las Islas Vírgenes Británicas sospechada de mantener vínculos con la mafia rusa provino de la sede de un banco estadounidense en Canadá, mientras los intermediarios cobraron su millonaria comisión a través de una empresa radicada en Gibraltar, HAZ Football World Wide Limited”. HAZ pertenece a tres socios, y uno de ellos es “el Negro” Arribas.

"No tengo idea de qué negocios hizo en Boca porque pisé su oficina una sola vez, cuando un amigo me pidió una reunión con él por Racing y lo acompañé. Arribas estuvo muy metido en eso. A Mauricio le gustó mucho cómo el tipo manejó esas operaciones, debe haber sido un socio muy efectivo. Pero yo, la verdad, siempre tuve mucho prurito y mucha prudencia, porque nunca me gustó el estilo de Mauricio", resume Mariano Macri su relación distante co su hermano.

El divorcio millonario de Macri e Isabel Menditeguy

Entre las intimidades que relata Mariano Macri sobre su hermano en el libro hace mención a su divorcio de la ex modelo Isabel Menditeguy entre infidelidades y millones de dólares en teoría para comprar su silencio.

“Isabel se pelea a muerte con Mauricio porque venía siendo engañada de manera compulsiva, habla con Nuria (esposa de Franco Macri). Mauricio estaba desaforado, pero la relación con Malala [María Laura Groba] había superado el límite. Era algo más serio. La otra se enojó y le contó a Nuria. Nuria, al viejo, y el viejo me cuenta a mí. Me dijo que Mauricio había dejado la laptop en la casa, que ella se había hecho copiar por un hacker todo el disco duro y después le tiró sobre la mesa las transacciones de todos los pases de Boca en los que él participaba, de todos los negocios que había hecho ahí. Eso le termina costando ocho palos verdes”.

Aunque Mariano Macri duda que ese dinero haya salido de la cuenta bancaria de su hermano porque, según sus propias palabras "Mauricio siempre ha sido un artista en no poner un mango nunca en nada, ni siquiera en un restorán, ni para un café ni un pasaje ni una vacación. El tipo garronea".

 

 

 

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en