jueves 18 de abril del 2024
Chile

Incidentes y suspensión en el superclásico chileno

Un escándalo con bengalas y bombas de estruendo interrumpieron el duelo entre Universidad de Chile y Universidad Católica a los 30 minutos del partido.

442

El clásico la Univesidad Chile de Mauricio Pellegrino y la Universidad Católica de Ariel Holan debió ser suspendido a los 30 minutos del primer tiempo por el lanzamiento de fuegos artificiales, bengalas y bombas de estruendo de los hinchas en el estadio Municipal de Concepción, en el marco de la fecha 12 del torneo chileno. 

Según informaron los medios de Chile, los problemas comenzaron antes del partido, que se jugó solo con público de Universidad de Chile. 

"Cuando los equipos salieron a la cancha, hubo un enorme estruendo por petardos y fuegos artificiales. Se pidió que no se lanzaran más, pero se hizo caso omiso. Algunos fuegos artificiales detonaron cerca de Cristóbal Campos, portero de la U, con el duelo ya en desarrollado.Se pudo jugar un rato. Pero a los 30' el árbitro Francisco Gilabert paró el encuentro", publicó en su crónica El Mercurio de Chile.

Y luego el medio agregó: "Nuevamente lanzaron fuegos de artificio a la cancha, también cayeron cerca de las bancas y del sector donde estaban ubicadas las cámaras de televisión. El juez de línea y un camarógrafo salieron rápido y con las manos en los oídos. Sufrieron un trauma acústico". 

La situación empeoró cuando algunos encapuchados ingresaron a la cancha y fueron detenidos por las fuerzas de seguridad, mientras se producían desórdenes en las tribunas.

En consecuencia, los jugadores abandonaron el campo de juego y luego de más de una hora de suspenso, se decidió que no estaban dadas las condiciones para reanudar el encuentro. También resultaron heridos un carabinero, un camarógrafo de TNT Sports y un periodista. 

El momento de los incidentes con las bengalas y bombas de estruendo