lunes 20 de septiembre de 2021
Perfil

FúTBOL | 04-06-2020 15:14

Patricio Hernández contó por qué ya no dirige: "El negocio está matando al fútbol"

El ex DT de River y Racing entre otros tantos equipos realizó un crudo análisis de la realidad del deporte más popular del país. Video.

Patricio Hernández es sinónimo de fútbol, por su sabiduría para jugarlo y su exquisita zurda en su época de jugador pero también por su forma de entenderlo, de explicarlo y de transmitir. Sin embargo hoy está afuera del sistema, dando charlas en el interior y en el exterior pero sin dirigir ningún equipo luego de estar alejado por varios años y reinsertarse en el Ascenso, lejos de las grandes luces a las que estaba acostumbrado.

De todas formas, en diálogo con Hernán Castillo por TNT Sports, el campeón del mundo con River en 1986 asegura que es una decisión personal y explicó los motivos con un crudo análisis de la realidad cuando el periodista le preguntó por qué en Argentina dirigen siempre los mismos entrenadores: "No sé si es tan difícil aceptando cosas que yo llamo prostitución. El negocio está matando al futbolista y en ese sentido no quiero participar. Pero si vos vas a los lugares, aparecés, hacés reuniones, te vas acercando, no creo que sea imposible. Hay muchísimos equipos. Está el Nacional B, la Primera B, la Primera C, pero de una u otra manera siempre necesitan gente afín a hacerle las cosas fáciles a ellos. En ese sentido, yo puedo no trabajar pero el futbolista está desprotegido porque va perdiendo la memoria, la esencia y la naturaleza y el negocio definitivamente está matando al fútbol".

El ex DT de River y Racing entre otros tantos equipos fue dirigido por Carlos Bilardo y César Luis Menotti y lejos de elegir uno u otro destaca lo mejor de ambos pero al momento de analizar el juego y expresarse tiene un estilo más parecido al del Flaco: "No nos olvidemos que el futbolista tiene obligaciones, cosas que hacer y respetar pero también tiene una naturaleza que tiene que ver con la creación, con el arte, a jugar como lo siente, a respetarle eso porque le sobre raíces futbolísticas para pretender que sea hijo de un empresario o un entrenador que sabe poco de fútbol".

Sin embargo, más allá de la crítica, el hombre de 63 años asegura que el fútbol y la pelota siempre fueron su felicidad: "Estar en un vestuario y transmitir lo que me enseñaron mis maestros me hace inmensamente feliz, el haber hecho debutar a tantos jugadores, que en Navidad me llame la mamá de un jugador que yo tuve en Lanús y ahora está triunfando en el fútbol y me diga que no se olvida lo que nosotros hicimos por ese hijo. No podría decir que no soy feliz porque adentro de una cancha fui feliz por por supuesto que la esencia de uno ha sido la pelota, ha sido jugar y por supuesto que hasta uno muere es futbolista".

Comentarios

También te puede interesar

Más en