lunes 17 de mayo de 2021
Perfil

FúTBOL | 25-04-2021 11:33

Tevez se diferenció de Russo por el calendario apretado de Boca: "Para quejarse está Miguel"

El capitán de Boca prefirió no entrar en la polémica por las fechas y la seguidilla de partidos. "No puedo tirarme contra la AFA y la Conmebol", explicó. Video.

Miguel Ángel Russo volvió a insistir con su reclamo a la AFA por la seguidilla de partidos que marca el calendario para los equipos argentinos que juegan Copa Libertadores y Sudamericana, mientras que Carlos Tevez prefirió no hacer hincapié en estas cuestiones y se mostró dispuesto a jugar cuando haya que hacerlo.

“Si tenemos que jugar, se tiene que jugar. ¿Qué trabajador no va a trabajar cuando tiene que trabajar? Después el viaje a Guayaquil es otra cosa. No puedo tirarme contra la AFA y la Conmebol, ¿Qué quieren que diga?”, reaccionó Tevez tras la victoria de Boca sobre Huracán cuando le consultaron por la polémica que se generó tras el reclamo de Futbolistas Argentinos Agremiados por los partidos que podrían ser programados para el feriado del 1 de Mayo por una cuestión de logística.

De una u otra manera habrá conflicto y rosca en AFA porque Boca debe enfrentar a Lanús la próxima jornada y el Granate debe jugar el jueves por Copa Sudamericana. “La fecha estaba así, para quejarse está Miguel y la dirigencia. Nosotros si tenemos que jugar lo vamos a hacer”, fue tajante Tevez.

Y eso fue lo que hizo Russo como ya lo había hecho después del triunfo de Boca en La Paz del pasado miércoles: "No se puede jugar cada 48 horas, es imposible. Es un tema muy importante, la Liga, que es la que pone los partidos, tiene que entender que los equipos argentinos necesitan jugar las copas Libertadores y Sudamericanas".

"Las copas en definitiva son un logro que dan prestigio internacional, no solo para Boca, para todos los equipos. Hay que ponerse del lado de todos los que buscamos tener un logro internacional", agregó el DT.

Los cuestionamientos de Russo se produjeron frente a una pregunta relacionada con el poco tiempo que tendrá Boca entre el partido que deberá jugar con Lanús el próximo fin de semana por el torneo doméstico y el siguiente viaje que realizará a Ecuador, para visitar al local Barcelona, por Libertadores.

Russo recordó que "casi el 50 por ciento de los equipos" de la Copa de la Liga están disputando Libertadores y Sudamericana y consideró que la diagramación de estos certámenes internacionales "deben estar por encima de los torneos locales, en cualquier país".

En esa línea, remarcó que muchos equipos argentinos no tienen estructura o plantel para afrontar una agenda tan apretada y puso como ejemplo a Arsenal de Sarandí, que está disputando la Sudamericana.

"Nosotros podemos hacerlo, porque ahora trabajamos con los chicos (en referencia a los juveniles que están jugando en la Primera), pero no sé, Arsenal, que juegue cada 48 horas, no tiene sentido, lo estamos castigando. Nombro a Arsenal, pero es un castigo para todos", afirmó.

Por otro lado, recordó que los viajes durante la pandemia son más complicados, debido a las restricciones y protocolos.

"Hoy cuesta mucho viajar, no son viajes simples. Se aumentan las horas, por los hisopados, que requieren una hora y media más. A esto se agrega la convivencia con el coronavirus, que es estresante para todos, somos seres humanos", dijo al respecto.

Y concluyó: "Este es un contexto que no tiene que existir en el fútbol argentino, se necesitan márgenes lógicos y naturales, con las horas de descanso necesarias, mínimo cada 72 horas, como fue toda la vida".

Tevez frenó el cambio de Russo

Sobre el final del partido, se dio una situación que marca las ganas y el compromiso de Carlos Tevez, además de su importancia, liderazgo y voz de mando dentro del plantel de Boca cuando al observar que Miguel Ángel Russo preparaba un cambio y se acercó al banco de suplentes para gritar que no quería salir.

"No me saques Miguel que estoy bien", pidió Carlitos luego de haberse quedado afuera de la delegación que viajó a Bolivia para el debut de la Copa Libertadores por decisión de Russo más allá de su deseo de estar.

La respuesta desde el banco fue de aprobación y aliento para el capitán, quien luego contó: “Siempre cuando toca jugar partidos con la camiseta de Boca, quiero estar. Si no, me quedaría en mi casa. Esa es la verdad. Yo quiero estar, sentirme que apoyo a mis compañeros. Cada vez que juega Boca, quiero estar”.

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en