442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
10/08/2014

La Justicia analiza los números del FpT

Mientras estudia los documentos secuestrados en el allanamiento busca posibles desvíos a través de cuevas financieras. Gastos en consultoría para proyectos que no se concretaron.

La pelota ahora sí que empezó a mancharse: cada día hay más sospechas dentro de la Justicia Federal sobre la transparencia de los fondos que el kirchnerismo destinó para Fútbol para Todos, que en 2013 sumaron oficialmente $ 1.395 millones.

Una prueba concreta fue el allanamiento que realizó la jueza Servini de Cubría en la Asociación del Fútbol Argentino la semana pasada.

Se secuestraron cuatro cajas con documentación que incluye libros de actas de reuniones entre Julio Grondona –que falleció el 30 de julio– y los directores de los clubes que reciben los fondos de la AFA, donde se decidía cómo se distribuía parte de los fondos del Fútbol para Todos. Reuniones donde el consejo de la entidad decía cómo se repartía el dinero. “Hay números que parecen no cerrar”, adelantan fuentes judiciales en función de la información que contiene la documentación de la causa.

En la cúpula de la AFA se irritan al ser consultados y se quejan del allanamiento: “Lo que hizo la Justicia fue una movida mediática porque lo que sacaron de acá ya estaba publicado en el Boletín Oficial, no era necesario”, explican en relación con que también se secuestraron los contratos entre la AFA y el Estado.

Los secretarios del Juzgado Federal Nº 1 de Servini de Cubría apenas comenzaron a analizar el material que se obtuvo en el allanamiento porque la causa por la aparición de Ignacio, el nieto de Estela de Carlotto, absorbió a todo el personal del juzgado del tercer piso de Comodoro Py.

Pero fuentes de la investigación revelaron que, a simple vista, en la información que se le requirió a la Contaduría General de la Nación y que ya está incluida en la causa, se detectó una serie de nombres de empresas que siempre se repiten, muchas de ellas beneficiadas con “decenas de millones de pesos” –desde 2009 a la fecha–, como El Farolito, La Corte, Wayson Producciones, Turicentro y Video Cuatro SRL (ver aparte).

Es necesario hacer una aclaración: por ahora, la Justicia sólo tiene información sobre las partidas que la Jefatura de Gabinete –a través de la Contaduría General de la Nación– destinó para producir y transmitir los partidos. No existen registros detallados de en qué se gastaron los $ 900 millones que, de un plumazo, el Gobierno transfirió en 2013 a la AFA en concepto de derechos de televisación.

Pero dentro de las partidas que fueron para la producción del Fútbol hay detalles que saltan a la vista, como decenas de miles de pesos gastados en remises para los conductores de algunos de los ciclos de fútbol que se emiten por la Televisión Pública.

Para la presidenta de la Comisión de Deporte de la Legislatura porteña, Graciela Ocaña, es llamativo que la mayoría de las compañías que participan de Fútbol para Todos hayan sido contratadas de forma directa por la Jefatura de Gabinete, sin ningún tipo de licitación. “No está claro con qué criterio aumentan los fondos ni tampoco por qué gastan tanto sólo en la producción del Fútbol”, se quejó. La legisladora denunció penalmente a los últimos tres jefes de ministros del kirchnerismo –Aníbal Fernández, Juan Manuel Abal Medina y Jorge Capitanich– por fraude al Estado y por violar sus deberes como funcionarios luego de una investigación sobre la ruta del dinero del fútbol que se emitió en el programa de TV La cornisa y desencadenó la causa judicial.

Tras la denuncia de Ocaña, Capitanich la acusó de “envenenar” a la gente y amenazó con denunciarla, pero hizo circular un informe sobre lo que gastó el Estado en FpT en 2013, donde aclaró que los $ 1.395 millones que fueron a ese programa se dividen en cinco partidas. Un giró de $ 925 millones a la AFA, por los derechos de la transmisión (sobre cuyo destino no hay detalles dentro de la entidad), $ 229.710.917 para la producción periodística y artística, y la transmisión del fútbol, $ 53.943.919 en concepto de impuestos a la AFIP, $ 106.779.482 para el pago de derechos internacionales, que incluyeron $ 25 millones para la transmisión de la pelea del año pasado de Maravilla Martínez con Martin Murray. Finalmente, unos $ 80 millones fueron para derechos del automovilismo.

Mientras analizan las partidas que asignó el Estado para producir el Fútbol oficial, la Justicia avanzará con los fondos de la AFA, la otra gran caja del FpT. Buscarán determinar si efectivamente Julio Grondona triangulaba los fondos que les transfería a los clubes –incluidos en los $ 900 millones– a través de “cuevas financieras” vinculadas a la propia entidad deportiva, que cobran un porcentaje por cambiar los cheques. La investigación recién comienza.

Nota publicada en la edición impresa del Diario PERFIL

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Opinión