442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
08/09/2019

Argentina le dio una paliza a Polonia y va por Serbia

Luis Scola otra vez figura para la selección argentina en el Mundial de China. / FIBA

Con un trabajo defensivo sobresaliente, la selección ganó 91-65 y cerró invicta la segunda fase. Luis Scola fue el máximo anotador. El martes son los cuartos de final.

Argentina volvió a confirmar su buen rendimiento colectivo en el Mundial de básquet de China con una paliza 91-65 sobre Polonia que lo clasificó en el primer lugar de la segunda fase a la espera del cruce de cuartos de final.

Comandados desde el goleo por el capitán Luis Scola, quien aportó 21 puntos y 6 rebotes, el equipo de Sergio Hernández mostró una actuación convincente desde la defensa para borrar de la cancha al seleccionado europeo, que al igual que los argentinos, llegaba invicto y clasificado a cuartos.

Lee también: Áribtro argentino expulsado del Mundial por un grave error

Agresivo desde el inicio del partido, Argentina aplicó a la perfección el plan de juego con buena defensa de Patricio Garino sobre Mateusz Pontika, el hombre más peligroso de Polonia. En la pintura, Marcos Delía (12) se disfrazó de Scola por un rato y dominó cerca del aro para empezar a sacar diferencias (20-14).

En el segundo cuarto, Argentina pisó el acelerador, Nicolás Brussino y Gabriel Deck sumaron de contragolpe (20 puntos en ese rubro) y la ventaja se amplió: 42-27 (22-13 el parcial) al término de la primera mitad. Como dato sobresaliente, el equipo nacional recuperó 16 balones, le generó 23 pérdidas a Polonia y tuvo 32 puntos producto de esos errores.

Lee también: Argentina festejó la derrota de Brasil ante República Checa

Argentina liquidó el partido en el tercer período, llegó a sacar una máxima ventaja de 31 puntos y manejó el trámite a voluntad con Campazzo y Laprovíttola manejando los hilos en cada ataque. Polonia solamente se puso en partido con las penetraciones de Slaughter (16 puntos), pero esa amenaza quedó desactivada rápidamente con defensa a presión y puntos de contraataque.

La actuación de la selección genera ilusiones y expectativa de cara a los cuartos de final que se jugarán el martes ante Serbia. España le dio una lección a los balcánicos (81-69), subcampeones vigentes, y cruzará contra Polonia en busca de las semifinales.

La figura serbia Nikola Jokic, fue descalificado del partido y a partir de ese momento, el dominio de España fue total de la mano de Ricky Rubio. Serbia, uno de los máximos candidatos al título, estuvo muy por debajo de su nivel, perdió el invicto y será el nuevo rival de la Argentina.

Con la clasificación a los Juegos Olímpicos cada vez más cerca (primer objetivo), el equipo de Hernández va por otro batacazo. ¿Por qué no ir por una medalla? Hay argumentos para soñar.

Por Federico Henault

Archivado en: , , , , ,

 

 

Opinión